Así, desde dichos colectivos han criticado a través de una nota, que con estas manifestaciones realizadas en un comunicado, publicado también en una red social, se fomentan "distinciones innecesarias y fuera de lugar".

En este sentido, han preguntado al PP de Torremolinos, presidido por el exalcalde Pedro Fernández Montes, "qué considera como turismo gay serio o como gays de baja estopa". "En el importante sector turístico hay mucho en lo que trabajar y mejorar, máxime cuando Torremolinos es un referente importante en turismo LGBT, pero poco favor hace el PP con este tipo de declaraciones", ha señalado el presidente de Andalucía Diversidad, Antonio Ferre.

Por su parte, desde Colega Torremolinos, su máximo responsable, Santiago Rubio, ha recordado que "en el año 2014, las mismas declaraciones del anterior alcalde y sobre los transformistas le costaron su puesto y provocaron una reacción mundial, dado que este señor debería mantenerse jubilado".

Por eso, han pedido al PP que "pare con este tipo de declaraciones, ya que solo provocan malestar y no responden a una estrategia política y, si lo hacen, no la entendemos".

Ambas entidades LGBT han pedido que se trabaje "por conseguir y aumentar un buen turismo de calidad, se cuiden las acciones encaminadas a este fin y que el PP evite, de una vez por todas, generar este tipo de polémicas innecesarias".

Del mismo modo, ambos responsables pedirán una cita con la portavoz del grupo municipal del PP en Torremolinos, Margarita del Cid, para hablar "de lo que piensa su partido sobre dichas inoportunas y estigmatizadoras declaraciones".

A través de la página de Facebook del PP de Torremolinos, donde aparece publicado el primer comunicado, dicha formación local ha querido salir al paso "de las interpretaciones que se han dado sobre la promoción de turismo gay de baja estopa que no tiene otro sentido que turismo barato, que es lo único que el Ayuntamiento ha promocionado en Fitur, lo que ha sido objeto de crítica general incluido gays que viven en Torremolinos".

"Nada de homofobia", han indicado, apuntando que "lo que no quieren para Torremolinos es un turismo 'low cost', sino que se debe promocionar toda clase de segmento turístico, incluido LGTB, siempre dirigido a una clase media o alta porque no podemos quedarnos de brazos cruzados ante el hecho de que de cada cuatro españoles que pernoctaron en Torremolinos en 2016 uno ha dejado de venir en 2017".

Consulta aquí más noticias de Málaga.