Mazón presenta los proyectos
Mazón presenta los proyectos GOBIERNO

El Gobierno de Cantabria invertirá más de 2,5 millones de euros en los proyectos de acondicionamiento de los tramos que discurren de Anero a Pontones (CA-430) y desde el Alto Marín a Hoz de Anero (CA-425), unas obras que permitirán la reforma integral de cinco kilómetros de carretera en el Ayuntamiento de Ribamontán al Monte.

Las obras comenzarán este mismo año, según ha informado el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, que ha presentado este jueves los proyectos en un acto celebrado en el Ayuntamiento, en el que también han estado presentes el director general de Obras Públicas, Jose Luis Gochicoa, y el alcalde del municipio, Joaquín Arco Alonso.

Mazón ha destacado la importancia del acondicionamiento de todo el eje, incluido en el Plan de Carreteras, como "alternativa para despejar los grandes atascos que se forman en la zona". Ha subrayado a la vez la "complejidad" de la actuación, y por ello, la "prioridad".

Estos dos proyectos vienen a completar otras actuaciones que se están llevando a cabo en el municipio, como la creación de una red de carriles bici en la zona de Anero o el barrio de Solegrario.

Por su parte, Alonso ha agradecido el "trabajo y esfuerzo económico" que está realizando la Consejería de Obras Públicas y Vivienda en el Ayuntamiento que dirige, destacando la inversión efectuada no sólo en el acondicionamiento "integral" de carreteras "muy necesarias para todos los vecinos", sino también con la realización de nuevos carriles bici y paseos para "poder disfrutar de este maravilloso entorno"

ALCANCE DE LOS TRABAJOS PROYECTADOS

La carretera autonómica CA-430 que comunica las poblaciones de Hoz de Anero y Pontones, y discurre a lo largo de 2,7 kilómetros, presenta en la actualidad un pavimento deteriorado por lo que se va a proceder a la ampliación de la anchura en dos metros, alcanzando los seis metros en el futuro, con más de 1,80 metros de paseo peatonal, procediéndose a la reforma integral del firme.

En este sentido, se mejorará el trazado, el drenaje de la calzada y se reparará y ampliará la señalización. El plazo de ejecución de las obras se prevé en 18 meses y supondrá una inversión del Ejecutivo regional de 1.671.014 euros.

Por otro lado, la carretera autonómica CA-425 que discurre íntegramente por un entorno rústico desde el Alto Marín a Hoz de Anero, con una longitud de 2,3 kilómetros, presenta agrietamientos en gran parte de la calzada, drenaje sin cuneta y señalización y anchura insuficientes, por ello es "prioritaria su rehabilitación", en palabras del consejero.

En esta actuación, cuyo plazo de ejecución será de 12 meses y que alcanzará los 970.721 euros, además de la reforma del trazado y del firme, la mejora del drenaje, y la colocación de nueva señalización, se va a construir un mirador, que junto con la plantación de especies autóctonas a lo largo de la carretera incrementará el valor ambiental del municipio, ha informado el Gobierno regional en nota de prensa.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.