La Policía Nacional mantiene abierta una investigación tras la denuncia presentada por la desaparición de este hombre, según han precisado fuentes policiales..

Así, a petición del Cuerpo Nacional de Policía, se pondrá este viernes en marcha un dispositivo de rastreo en el que van a participar efectivos de Bomberos, Policía Local, Infoca y agentes de Medio Ambiente, agrupaciones de voluntarios de Protección Civil de los municipios malagueños limítrofes y efectivos de Emergencias 112 en Málaga, junto con un técnico y seis agentes del GREA.

El GREA se desplaza con cuatro vehículos y va a instalar un Puesto de Mando Avanzado (PMA) junto a la ermita de san Miguel Arcángel del municipio, enclavada en la zona de pinares que hay detrás de un parque acuático y de la depuradora. El PMA es una herramienta vital en este tipo de actuaciones al facilitar las labores de coordinación, comunicaciones, reunión entre los operativos y la toma de decisiones.

El dispositivo de búsqueda está previsto que comience a partir de las 09.00 de este viernes y se va a centrar al inicio en el rastreo de caminos, veredas y carreteras del entorno, apoyados en planos y cartografía aportada por el Grupo de Emergencias de Andalucía. El desaparecido fue visto por última vez el 22 de enero cuando salió a pasear su perro.

Según la alerta publicada, el hombre, que necesita medicación, mide 1,80 metros, pesa unos 72 kilogramos y tiene el pelo corto y castaño. De igual modo, se precisa que viste pantalón negro de chándal, sudadera blanca con capucha roja y zapatillas azules.

Consulta aquí más noticias de Málaga.