Alberto González, a la derecha
Alberto González, a la derecha EUROPA PRESS

González se ha pronunciado en estos términos antes de participar en una reunión con distintos agentes sociales y el Gobierno asturiano para analizar la situación de las centrales térmicas, tras conocerese el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) contrario al decreto para dificultar el cierre de centrales eléctricas impulsado por el ministro de Energía, Álvaro Nadal.

Nadal anunció esta iniciativa después de conocerse la decisión de Iberdrola de cerrar sus plantas térmicas, algo que afecta a la instalación asturiana de Lada. La CNMC dice que la norma introduce excesiva discrecionalidad, crea inseguridad jurídica y puede resultar contraproducente para la competencia.

Alberto González ha dicho que el informe confirma la preocupación que venía mostrando FADE desde hace años por lo que estaba ocurriendo. "Esto no debe ser producto de la improvisación ni de una decisión unilateral por parte de nadie, en particular de una empresa; esto es una cuestión puramente política", ha declarado el representante de la patronal asturiana.

Ha advertido de que las medidas que se tomen relativas al sector energético tienen repercusiones en todo el mundo empresarial español y pueden condicionar su competitividad, en particular en Asturias, donde existen varias industrias con alto consumo de electricidad. Ha mostrado su apoyo al Gobierno asturiano y ha dicho que existen "tensiones entre diferentes organismos" a la vista del informe de Competencia.

Consulta aquí más noticias de Asturias.