El Ejército del Aire desmintió este jueves de forma tajante que el teniente Fernando Pérez Serrano, fallecido el pasado 17 de octubre en el accidente de un F-18 en Torrejón de Ardoz (Madrid), fuera presionado por sus superiores para que pilotara el avión, tal y como publicaron algunos medios de comunicación.

En un comunicado en el que desmiente esa información, el Ejército del Aire y el Ministerio de Defensa afirman, que, ante la gravedad de las acusaciones, se reservan el ejercicio de acciones legales "contra todos aquellos que difamen acerca de este accidente y sus causas".

Actualmente hay en marcha un procedimiento judicial para determinar las causas del accidente, recuerda Defensa. El Ejército del Aire añade que "la seguridad de vuelo a la hora de iniciar cualquier ejercicio aéreo es prioritaria, y así está recogida en la normativa que rige los vuelos militares".

La cadena de televisión Cuatro y el diario digital Público publicaron que el piloto Fernando Pérez Serrano se había negado a volar anteriormente en un avión averiado y que había sido arrestado por ello, y aseguran tener testigos de que el 17 de octubre accedió a volar presionado para que un arresto no perjudicara su carrera.

Unidos Podemos ha registrado en el Congreso la petición de comparecencia urgente de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, para que aclare las circunstancias del accidente del F-18.

Este grupo parlamentarios ya solicitó la comparecencia de Cospedal y ahora pide que la ministra de Defensa acuda de forma urgente a dar explicaciones tras las últimas informaciones divulgadas sobre el accidente.

Para el portavoz de Defensa de Unidos Podemos, Juan Antonio Delgado, la denuncia que según los medios de comunicación realizaron algunos compañeros del fallecido es "de mucha gravedad", por lo que la ministra tiene que aclarar lo ocurrido cuanto antes en el Congreso.

Delgado no ha querido entrar a comentar si esas denuncias son "verdad o mentira", pero ha considerado que las dudas las tiene que despejar Cospedal en una comparecencia urgente en el Congreso.