Pleno municipal
Pleno del Ayuntamiento de València. EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de València ha instado este jueves al expresidente de la Generalitat y del PPCV Francisco Camps a "renunciar" a su cargo en el Consell Jurídic Consultiu (CJC) y a las disposiciones "reguladas en la Ley del Estatuto de Expresidentes" autonómicos "por haber incurrido en actos y comportamientos que no se corresponden con la necesaria dignidad" de la citada institución.

Asimismo, ha acordado apoyar las medidas para que los valencianos recuperen "el dinero desviado en casos de corrupción" y ha instado a las Corts Valencianes a "mejorar" la Ley de Expresidentes "para regular los mecanismos de retirada de esta condición a aquellas personas que incurran en actos y comportamientos que pongan en riesgo la dignidad y la honorabilidad de las instituciones valencianas".

Estos acuerdos se han adoptado en el pleno ordinario de enero a partir de la moción de urgencia presentada por Compromís después de la confesión del exsecretario general del PPCV Ricardo Costa en el juicio de Gürtel, en el que apuntó directamente a Camps como la persona que ordenó contratar con la empresa de la trama Orange Market y los pagos en negro.

La moción ha sido respaldado por el ejecutivo municipal -Compromís, PSPV y València en Comú- y por Cs y ha contado con el voto en contra del PP. Compromís ha impulsado este jueves propuestas similares a esta en los plenos de Alicante y de Castellón.

La idea inicial era que el texto fuese una declaración institucional respaldada por los cinco grupos que conforman la corporación local pero el rechazo del PP ha hecho que no prosperara de este modo y que Compromís la planteara como "moción de urgencia".

El portavoz de esta coalición, Pere Fuset, que ha justificado la "urgencia" de la propuesta, ha señalado que a Compromís le hubiera gustado que planteara como "declaración institucional y que el PP se sumara a ello" porque hubiera sido una oportunidad para que esta formación "viera la viga en su ojo y no la paja en el ajeno".

Fuset ha apuntado que la "urgencia" de la moción la justifica "la declaración de Costa responsabilizando a Camps" del modo de actuar del PP, así como que hace "solo 24 horas también" un juzgado de València "haya decidido mantener a Camps como investigado "por presunta malversación" en la causa abierta respecto a la Fórmula 1".

La portavoz de València en Comú, María Oliver, ha considerado que las declaraciones que se están escuchando en el juicio de Gürtel "dan crédito a sospechas de ciudadanos y políticos" respecto a que "el PP se creó para saquear las instituciones" y que se ha dado "una red que ha actuado de manera delictiva".

Oliver ha indicado a los concejales del grupo municipal del PP que esto debería "darles vergüenza". "Hablamos de delitos en contra de lo público y la reacción del PP ha sido siempre la misma, intentar situar ante la ciudadanía que la política y los empresarios son así y que el mundo es corrupto", ha afirmado.

"SÍMBOLO DE UNA RED CORRUPTA"

La edil agregado que "Camps se ha convertido en el paradigma, en el símbolo de una red corrupta" y que los representantes del PP en el Ayuntamiento son quienes saben "lo que ha pasado en su partido y dentro de las instituciones". Ha indicado que los valencianos son "gente honesta que no se merece políticos" así.

La portavoz del PSPV, Sandra Gómez, ha manifestado que la declaración de Costa es "el reconocimiento" de que el PP era una organización que buscaba solo "su interés", a la vez que ha censurado que fuera a las elecciones "haciendo trampa y dopado". Ha

considerado que "Camps ha dejado de ser molt honorable para ser molt miserable", por lo que ha señalado que debe "dejar el CJC" y "los privilegios como expresidente".

"Nos cuesta 140.000 euros a todos los valencianos tener a Camps sentado en el CJC. Pedimos que deje su cargo", ha afirmado Gómez. Tras ello, el portavoz de Cs, Fernando Giner, ha aseverado que "queda demostrado que no existe un caso Gürtel sino un caso PP" y ha estimado "necesario" acometer "la regeneración política".

Giner ha indicado que habrá que preguntar también "qué ocurre en Alicante con un alcalde -socialista- imputado" -Gómez ha dicho que se irá "cuando abran juicio oral" y ha precisado que no está imputado por delitos como los de Gürtel-. "Los valencianos no merecemos todos los días estar en la prensa por casos de corrupción. Esto afecta a su imagen y es inmerecido. Es un daño que va a costar mucho reparar", ha dicho el representante de Cs.

"TEMA GRAVE QUE AFECTA A LA COMUNITAT"

El alcalde ha indicado que las declaraciones en el juicio de Gürtel son "un tema grave que afecta a toda la Comunitat" y que tiene un "coste para los valencianos en imagen muy grave". "El señor x de la Gürtel se llama Francisco Camps. Me pregunto quién es la x en toda España", ha expuesto Ribó, que ha afirmado que "no estamos ante una serie de manzanas sino ante una situación genérica en un partido".

El primer edil ha censurado que se haya acudido a elecciones "en desigualdad de condiciones" y "algunos, dopados" y ha reiterado que "una persona con todos los elementos que están apareciendo", como Camps, "no puede continuar en el CJC". Ha opinado que "la honorabilidad no se puede atribuir a personas de las que se están oyendo cosas como las que se oyen" y ha reclamado que el dinero defraudado se devuelva a los valencianos.

El portavoz del PP, Eusebio Monzó ha asegurado que ni a él ni a sus compañeros de grupo les gustan las declaraciones escuchadas en el juicio de Gürtel y ha explicado que su formación ha rechazado apoyar una declaración institucional como pedía Compromís porque lo que se busca así es, "una vez más, deslegitimar a un partido".

Monzó ha manifestado que no es momento de abordar una moción como la planteada en el pleno y ha dicho que "habría que esperar", así como que "el lugar al que llevarlo es el CJC". "Pensamos que las declaraciones podrían ser parte de la defensa y que habría que esperar sentencia u otras declaraciones", ha agregado, además de pedir calma. Asimismo, ha negado que el PP se creara "para saquear las instituciones" y que sea "una red delictiva".

QUERELLA DE SIMÓN A GÓMEZ

Gómez ha aprovechado su intervención para preguntar a la edil del grupo municipal del PP Beatriz Simón si, después de que haya sido citada ante el juez de Taula por la financiación ilegal la formación,

retirará la querella que le ha presentado por preguntarle si usó su empresa para algún asunto relacionado con este partido. Simón ha dicho que no permite que se la injurie y que ningún representante del PP en el Ayuntamiento está "imputado por un delito de corrupción" ni acusado de "haberse llevado dinero".

Consulta aquí más noticias de Valencia.