El portavoz municipal Luis Salaya ha indicado que "se alegra" de este cambio pero, le "sorprende" porque, en julio del año pasado, Elena Nevado calificó de 'agoreros' a quienes se oponían a la mina y llegó a calificar el proyecto como "una verdadera oportunidad para la ciudad".

"Tras la repercusión que el proyecto está causando en la ciudadanía, con la protesta de diversos colectivos, Nevado cambia de postura, cuando ha sido la mayor abanderada de este proyecto. Bienvenida sea su postura, que es la misma que hemos mantenido nosotros, no a la mina", insiste el portavoz.

Asimismo, ante la comparecencia de Nevado junto al presidente del PP en Extremadura, José Antonio Monago, para mostrar su "no" al proyecto, Salaya le recuerda que "ésta no es una decisión regional, sino que se tendrá que tomar en el municipio ya que la modificación del Plan General municipal es competencia exclusiva de la ciudad".

En este sentido, indica que "la Junta no tiene posicionamiento sobre la mina porque no tiene que tenerlo, su obligación es tramitar los permisos y expedientes que correspondan porque es la administración competente para ello, pero la última palabra la tiene el Ayuntamiento porque es competencia municipal decidir si cambia el uso del suelo para que se pueda llevar a cabo", informa el PSOE en nota de prensa.

Salaya recuerda que el Ayuntamiento de Cáceres ha dado permisos de obras para los trabajos que se están llevando a cabo, pero para que la mina sea una realidad "es necesaria la modificación del Plan General Municipal, y la alcaldesa ya se ha mostrado en contra", recalca.

"Ratificamos nuestra oposición al proyecto, y damos la bienvenida al PP a sumarse a ello; nos parecen positivas sus palabras, porque con ellas garantiza que no habrá una mina en Cáceres, ya que sin la reforma del Plan General Municipal no va a ser posible", concluye.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.