Presentación de las autobombas
Presentación de las autobombas GOBIERNO DE LA RIOJA

Se trata de dos vehículos provenientes de otro servicio de extinción de incendios que han sido totalmente restaurados, modificados y mejorados para adaptarlos a su nuevo uso, de forma que puedan ser utilizados en actuaciones de carácter mixto.

De esta forma, están preparados y dotados para intervenir tanto en la extinción de incendios como en trabajos de excarcelación sobre vehículos accidentados, salvamento y rescate técnico.

José Ignacio Ceniceros ha aprovechado este acto para reiterar el compromiso del Ejecutivo regional "con el extraordinario trabajo" que desempeñan los profesionales del CEIS y les ha felicitado por "su compromiso con la seguridad de todos".

Un compromiso que, según ha explicado, se plasma "tanto en la mejora de los medios técnicos como en la apuesta por la formación de nuestros profesionales, lo que se traduce en un servicio cada vez más eficiente y de mayor calidad para los ciudadanos".

La adquisición y puesta a punto de las dos autobombas ha supuesto una inversión de 250.000 euros. Con estos dos renovados vehículos el CEIS Rioja incrementa su capacidad de actuación, ya que permitirán que el personal pueda salir en un solo vehículo y atender en el lugar del primer siniestro cualquier otra intervención que sea necesaria, algo que repercutirá de manera positiva en la mejora de los tiempos de respuesta y en la rapidez y eficacia en la resolución de las incidencias.

Además, ambos vehículos incorporan medidas enfocadas a la prevención de riesgos derivados del trabajo relacionado con la conducción de autobombas y el manejo de las herramientas y equipos instalados en los mismos, tal y como recoge la legislación en materia de prevención de riesgos laborales con el fin de promover la seguridad y la salud de los trabajadores.

Con la incorporación de estas dos autobombas se sigue avanzando en el cumplimiento del Plan Director 2016-2019, que incluía seis líneas estratégicas de actuación: atención a la ciudadanía; mantenimiento del operativo; prevención y divulgación pública; formación interna y externa; modernización y comunicación; y plan de contingencias y mantenimiento de la operatividad.

CINCO NUEVOS CABOS.

Durante el acto, José Ignacio Ceniceros también ha hecho entrega de los diplomas acreditativos a los cinco profesionales que han superado las pruebas selectivas de promoción interna para la provisión de cinco plazas de cabo en la zona y que acaban de finalizar sus prácticas formativas. Se trata de David Solana Millán (que no ha podido acudir al acto), Pedro Luis López Abad, José Mª Matute Benito, David Díaz Corres y Juan Carlos Moreno Blanco.

El Consorcio se constituyó en el año 1998, aunque funciona de forma operativa desde enero de 1999, con el objetivo de prestar, en régimen de gestión directa, el servicio de extinción de incendios, salvamento y protección civil en el ámbito de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

Está integrado por la comunidad autónoma, la Federación de Municipios de La Rioja y 166 ayuntamientos, que, en conjunto, aglutinan el 91% del territorio regional. Dispone de cuatro parques de bomberos, dos en La Rioja Alta (Haro y Nájera) y otros dos en La Rioja Baja (Arnedo y Calahorra), mientras que los servicios centrales se ubican en Logroño.

Actualmente, la plantilla se compone de 82 trabajadores, de los cuales 75 son bomberos, cabos y sargentos. El resto es personal de los servicios centrales. Su presupuesto para 2018 asciende a 5,8 millones de euros, lo que supone un incremento de 450.000 euros respecto al pasado ejercicio, el 7,7% más.

Además, el Gobierno de La Rioja cuenta con un convenio de cooperación con el Ayuntamiento de Logroño

para facilitar la actuación de los bomberos en la capital riojana y en el área metropolitana.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.