Los bomberos de DPZ intervinieron en 2017 en el derrumbe de una casa en Nuévalos
Los bomberos de DPZ intervinieron en 2017 en el derrumbe de una casa en Nuévalos DIPUTACIÓN DE ZARAGOZA

La cifra es un 35 por ciento superior a la de 2016, cuando se prestaron 2.564 servicios, y ese incremento se debe, fundamentalmente, al repunte del número de suministros de agua (146 por ciento), accidentes de tráfico (46 por ciento), salvamentos tanto urbanos como en el medio natural (28 por ciento) y fuegos agrícolas (45 por ciento).

Dentro del apartado de incendios, los agrícolas volvieron a ser los más frecuentes con 901 intervenciones. Además, los bomberos de la Diputación de Zaragoza sofocaron 69 fuegos forestales (repunte del 115 por ciento); 181 incendios en viviendas y otros edificios; 72 fuegos en industrias y almacenes; 96 incendios en camiones y turismos; y 141 fuegos urbanos: árboles, contenedores, solares.

En cuanto al resto de servicios que atienden los profesionales del SPEI, los más repetidos en 2016 fueron los accidentes de tráfico (462), los suministros de agua urgentes (340), los salvamentos por riesgos naturales (318) y los realizados en casco urbano por causas distintas a los incendios (182). También hubo 21 intervenciones con mercancías peligrosas.

A todas esas actuaciones por emergencias o incidencias se suman los servicios preventivos y de apoyo a los municipios, entre los que el año pasado destacaron 228 retenes de seguridad para actividades que entrañaban algún riesgo especial y otras 343 intervenciones de distinto tipo prestadas a petición de los ayuntamientos, así como 43 actividades divulgativas.

APERTURA DEL PARQUE DE EL BURGO

"En verano de 2017, el Servicio Provincial de Extinción de Incendios puso en servicio el parque de bomberos de El Burgo de Ebro, que hasta entonces solo se abría en periodos puntuales", ha destacado el diputado delegado del SPEI, Alfredo Zaldívar.

De esta forma, "se ha mejorado el servicio prestado a los municipios situados en el corredor de la carretera de Castellón, en el de la AP-2 y la N-II y en la zona del Campo de Belchite y la Ribera Baja del Ebro", ha indicado el diputado.

Zaldívar también ha recordado que a finales de 2017 los bomberos de la DPZ incorporaron tres nuevos camiones más ligeros y versátiles que los disponibles hasta ahora.

"Estas novedades se suman a otras innovaciones puestas en marcha en los últimos años para mejorar la respuesta del Servicio Provincial de Extinción de Incendios ante los distintos tipos de emergencias: el proyecto Hogar Seguro para instalar detectores de humo en las viviendas más vulnerables de nuestro medio rural, el grupo de guías caninos, el grupo de rescate acuático, el grupo de rescate vertical o los vehículos de intervención rápida", ha detallado el diputado.

Por su parte, el inspector jefe del SPEI, Eduardo Sánchez, ha explicado que, aunque estadísticamente el número de intervenciones realizadas por los bomberos puede variar mucho de un año a otro, las tendencias observadas en 2017 eran esperables.

"Las emergencias se producen cuando se producen, pero por un lado ya sabíamos que la falta de lluvias incrementa los incendios forestales y agrícolas y los suministros de agua y, por otro, también teníamos datos de un aumento en la siniestralidad de las carreteras. Además, al abrir el parque de El Burgo realizamos servicios que antes se atendían desde otros parques o con los bomberos del Ayuntamiento de Zaragoza".

EL SPEI

La Diputación de Zaragoza cuenta actualmente con 164 bomberos con los que atiende todas las emergencias que se producen en los 292 municipios de la provincia. No obstante, en el SPEI trabajan otras 18 personas: los operadores del centro provincial de coordinación (CPC), el personal de la unidad administrativa, el de la unidad de prevención y el inspector jefe.

Con ese personal, el Servicio Provincial de Extinción de Incendios atiende cualquier emergencia las 24 horas del día los 365 días del año a través sus nueve parques profesionales: los de Calatayud,

Ejea, Tarazona, Caspe, La Almunia, Tauste, Cariñena, Daroca y El Burgo de Ebro, que en todo momento están atendidos por un total de 27 profesionales.

Además, el SPEI cuenta actualmente con la "valiosa colaboración" de siete agrupaciones de bomberos voluntarios que ayudan a los profesionales: las de Zuera, Sos del Rey Católico, Borja, Grisén, Brea, Bujaraloz y Sástago.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.