Báñez
La ministra de Empleo, Fátima Báñez, durante su comparecencia la Comision de Empleo y Seguridad Social del Congreso. EFE / Paco Campos

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha avanzado este jueves en el Congreso que la Inspección de Trabajo endurecerá las sanciones para acabar con la "temporalidad injustificada" en el mercado de trabajo y en disuadir "para siempre" este recurso a la temporalidad como forma habitual.

La propuesta, anunciada durante su comparecencia ante la Comisión de Empleo y Seguridad de la Cámara Baja, aborda sanciones por cada contrato carente de causalidad que haya celebrado una empresa y modificaría el sistema actual que se centra en la infracción y que no contempla íntegramente el número de trabajadores afectados.

Detrás de cada contrato en fraude hay una vulneración de derechos"Queremos que la temporalidad sea justificada y no claramente abusiva", ha abundado Báñez, que acomañará el endurecimiento de las sanciones con un estudio por parte de sindicatos y patronal sobre el peso de la contratación temporal, sector a sector, "para que no se produzca una contratación temporal injustificada".

"La temporalidad injustificada repele talento, distorsiona mercado y merma la competitividad y la productividad de las empresas, y los ingresos de las arcas públicas", ha aseverado la ministra, que ha criticado que "detrás de cada contrato en fraude hay una vulneración de derechos", por lo que ha justificado la necesidad de "dar un paso más".

La ministra ha recordado que el "abuso de la temporalidad" supone un atentado "a uno de los derechos más básicos de los trabajadores: la estabilidad en el empleo", y además ese fraude constituye un acto de competencia desleal, "que perjudica a la gran mayoría de empresas de este país que sí cumplen con la ley".

Las propuesta se une a las ya transmitidas a los agentes sociales: reducir el número de contratos a tres —indefinido, temporal y de formación— con una indemnización de despido creciente para los contratos de duración determinada de 12, 16 y 20 días por año trabajado. "Un paquete potente que permita mandar un mensaje claro e inequívoco", según Bañez, de que las políticas laborales deben orientarse hacia la contratación indefinida y estable.

Asimismo, la ministra ha avanzado que, en el marco de este diálogo social, se han propuesto medidas para mejorar el aprendizaje en la formación dual y ha señalado que una de ellas es la de impulsar una herramienta digital con la que informar en tiempo real de toda oferta formativa en el sistema público de empleo.