Los hechos se han sucedido cuando una patrulla ha observado un turismo circulando irregularmente. Según su matrícula, carecía de seguro obligatorio, por lo que los policías han identificado al conductor, que presentaba síntomas de ebriedad.

El conductor solicitaba celeridad por haber dejado dos hijos de 6 y 10 años durmiendo solos en el domicilio familiar, según ha informado la Policía Foral.

Su vehículo ha sido inmovilizado y además se le ha denunciado administrativamente por carecer de seguro obligatorio (1.500 euros de multa).

Consulta aquí más noticias de Navarra.