La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado que el Ejecutivo recurrirá ante el Tribunal Constitucional (TC) la decisión del presidente del Parlament, Roger Torrent, de proponer a Carles Puigdemont como candidato a ser investido presidente de la Generalitat.

En este sentido, la vicepresidenta ha dicho que espera que el presidente del Parlament, Roger Torrent, no proponga la candidatura de Puigdemont. Lo ha hecho unas horas antes de que el responsable de la cámara catalana convocase esa misma reunión el próximo martes 30 de enero a las 15 horas. 

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha tomado esta mañana la decisión de solicitar un informe al Consejo de Estado con este fin, según ha anunciado la vicepresidenta en rueda de prensa.

Además, el Consejo de Ministros prestará este viernes apoyo al Gobierno para presentar de inmediato un recurso ante el TC contra la propuesta de Torrent, después de que el Consejo de Estado haya remitido al Gobierno su conclusión, en la que recogen que no hay fundamentos para impugnar la candidatura del candidato de JxCat. 

A pesar de la negativa del Consejo, el Ejecutivo ha dejado claro que mantiene la intención de presentar el mismo recurso, ya que ese informe, han asegurado, "no es vinculante". 

La vicepresidenta ha explicado que la decisición del Gobierno de presentar el recurso ante el TC se basa en que sobre Puigdemont pesa una orden de detención que hace que su "estatus sea incompatible" con su investidura porque "carece de derecho de libertad deambulatoria".

En este sentido, según el Gobierno, el presidente del Parlament, Roger Torrent "no puede proponer a Puigdemont como candidato".

El Ejecutivo solicitará en su recurso que el TC suspenda cautelarmente la designación y espera, según ha explicado la vicepresidenta, que el Presidente del Parlament acate la resolución de los jueces. La interposición de este recurso conllevaría la suspensión de esa decisión, en invocación del artículo 161.2 de la Constitución.

"El señor Torrent no puede proponer como candidato al señor Puigdemont. Puede proponer a otro", ha aclarado la vicepresidenta, que ha subrayado que el estatus jurídico actual de Puigdemont es "incompatible" con su comparecencia personal en la Cámara, con una orden de detención que debe hacerse efectiva tan pronto como entre en territorio español.

Un argumento jurídico que se pone de manifiesto "fácticamente" en la circunstancia "insólita" de que este miércoles Torrent tuvo que evacuar consultas con Puigdemont "ni más ni menos que en Bruselas y no en el lugar donde se han efectuado ese tipo de reuniones y se ha convocado al resto de diputados o portavoces de grupos", la sede del Parlament, ha añadido la vicepresidenta. Ese es uno de los elementos que han pedido en el informe al Consejo de Estado, para, si es positivo, "interponer inmediatamente ese escrito de impugnación".

Además, se ha hecho también una consulta potestativa al Consejo de Estado para que informe sobre una serie de extremos, entre otros dictaminar si un candidato que no está presente en la Cámara puede ser investido sin su presencia y sobre la hipotética aceptación del voto delegado de los diputados que se encuentran fuera de territorio nacional.

Poco después de la rueda de prensa de la número dos del Ejecutivo, fuentes del PSOE indicaron que el secretario general socialista, Pedro Sánchez, había hablado con el presidente del Gobierno sobre estas medidas. Las citadas fuentes agregaron que el principal partido de la oposición respalda las medidas puestas en marcha este jueves por el Gobierno.