En España, recuerdan, no existe un registro nacional de todos los casos de diabetes mellitus tipo 1, que es la que con más frecuencia afecta a la población en edad pediátrica. Pero, según estimaciones actuales, esta enfermedad afecta a unos 10.000 niños menores de 15 años y cada año se diagnostican 1.200 nuevos casos.

En cuanto a los tramos de edad más afectados, la doctora Almudena Navarro, endocrinóloga del Servicio de Pediatría del Hospital Quirónsalud Valencia afirma que "aunque puede manifestarse en cualquier momento de la infancia o la adolescencia, en los últimos años la edad del debut se ha adelantado, sobre todo en los menores de 5 años".

En los últimos años se están diagnosticando más casos de diabetes y a edades más tempranas. "Entre las causas -explica la doctora Navarro- se encuentran un personal sanitario y una población general más sensibilizada, lo que permite un diagnóstico y tratamiento más precoces, hechos que resultan de vital importancia ya que disminuye en gran medida el riesgo de futuras complicaciones". Para su diagnóstico basta con realizar al niño una prueba de glucemia capilar que consiste en medir la glucosa en sangre mediante una sencilla prueba por medio de la extracción de una simple gota de sangre del dedo.

El origen de la enfermedad es multifactorial: "Por un lado está la predisposición genética de cada persona y por otro lado los factores ambientales, que en ocasiones pueden ser desencadenantes, como por ejemplo la presencia de infecciones víricas", aclara la doctora Navarro. Sus síntomas iniciales suelen ser la poliuria, que se manifiesta cuando el niño orina muchas veces e incluso en la cama durante la noche; la polidipsia, cuando el niño tiene mucha sed y está bebiendo agua constantemente; y una pérdida evidente de peso. Es la tríada conocida como las 3P", puntualiza la doctora.

APOYO "DESDE EL PRIMER MOMENTO"

Para el adecuado manejo de la enfermedad, la doctora Navarro aconseja un adecuado aprendizaje desde el inicio, por parte del pequeño y de la familia, de los diferentes aspectos que influyen en el paciente, como la dieta, el ejercicio y la insulina para obtener así un buen autocontrol y evitar, en la medida de lo posible, la aparición de complicaciones en un futuro.

"Gracias a esta iniciativa -declara Concha Aguilar, coordinadora del voluntariado de la Asociación Valenciana de Diabetes- se puede ofrecer tranquilidad, empatía, compresión y apoyo emocional por parte de los voluntarios que ya comenzaron este camino tiempo atrás".

"Desde una perspectiva como pacientes y teniendo experiencia en el día a día con la diabetes, se colabora con los profesionales sanitarios en el abordaje de esta enfermedad, a la vista de que a nivel emocional, en los comienzos, puede resultar muy dura", concluye.

Consulta aquí más noticias de Valencia.