"En UGT nos preocupa que este mejor comportamiento del desempleo no venga determinado solamente por el aumento de la ocupación, por otro lado, bastante exiguo en términos relativos, sino también por el descenso que registra en este mismo trimestre la población activa regional, ya que unas 3.000 personas abandonaron el mercado de trabajo, probablemente, en su mayoría, desanimadas por no encontrar un empleo", según el sindicato.

Por otro lado, UGT remarca que el incremento intertrimestral de la ocupación "se concentra en dos sectores: Construcción, que crea 2.700 puestos de trabajo y Servicios, que gracias a la campaña navideña, hace lo propio con 13.100 nuevas ocupaciones". En cambio, lamenta que "el sector agrícola y la Industria pierden 8.000 y 4.000 puestos, respectivamente".

Ante estos registros, para UGT resulta "obvio" que los sectores con mayor valor añadido, como la Industria, que estaba llamada a ser el motor de cambio del modelo productivo, "no están adquiriendo el peso y fortaleza suficiente como para contribuir a superar la fuerte estacionalidad que aqueja nuestro mercado laboral".

Además, UGT critica que la precariedad "tampoco muestra signos de remitir en este cuatro trimestre del año". La tasa de parcialidad en la ocupación escala del 12,7% al 14% y nuestra tasa de temporalidad, aunque cerró el año con un ligero descenso de tres décimas, sigue situándose muy por encima de la tasa nacional (8,6 puntos por encima) y es la tercera más alta del país, encontrándose solo por detrás de las registradas por Extremadura y Andalucía.

Asimismo, UGT insiste en denunciar "cómo las mujeres continúan participando en mucha menor medida que los hombres de la mejora de la ocupación", ya que "solo 500, de las 3.900 nuevas ocupaciones, correspondieron a mujeres". Además, señala que "se ven afectadas por una mayor precariedad, dado que presentan tasas de temporalidad (el porcentaje de asalariadas temporales es 2,7 puntos superior) y de parcialidad mucho mayores (el 23,4% de las ocupadas lo es a tiempo parcial, frente al 7,1% de hombres)".

Por todo ello, UGT considera que, aunque con carácter general estos datos impliquen una evolución "positiva" respecto a reducción del paro o la creación de empleo, "dejan entrever las graves disfunciones que persisten en nuestro mercado de trabajo en cuanto a estacionalidad, precariedad y desigualdad".

A su juicio, "es preciso, en consecuencia, que la política laboral del Gobierno de la Nación no postergue por más tiempo la necesidad de rectificar los aspectos más nocivos de la reforma laboral de 2012 y de actuar sobre la mejora de la calidad del empleo".

Al mismo tiempo, ha emplazado al Gobierno regional y a las organizaciones empresariales "a mostrar mayor responsabilidad y proclividad, en el Diálogo Social y en la Negociación Colectiva, a mejorar las condiciones laborales y salariales de la Región, haciendo de ésta una recuperación más justa, que verdaderamente llegue a la mayoría de la ciudadanía".

Consulta aquí más noticias de Murcia.