El concejal de Barcelona Agustí Colom.
Foto del concejal de Barcelona Agustí Colom. EUROPA PRESS

Barcelona cuenta con un total de 78.033 locales en planta baja, de los cuales el 77,2% están activos (60.265); el 6% no tiene actividad aunque prevén retomarla -están en venta, alquiler o traspaso-, y el 16,7% carece de información exacta, ha explicado el concejal de Comercio y Turismo, Agustí Colom. Ha asegurado que la distribución en los distritos es homogénea y que no se observan grandes sesgos entre zonas, y ha detallado que los locales de los que no se dispone información exacta son 13.023, sin embargo, de 3.106 de ellos se tiene conocimiento de que se usan como viviendas, garajes u otras instalaciones.

Así lo especifica el Inventario de Locales 2016 elaborado por el Ayuntamiento -que ofrece información a la ciudadanía calle por calle-, que ha determinado que el 53% de los establecimientos activos se dedica a actividades de servicios, mientras que un 38% está dedicado a comercio al detalle.

Este inventario será la base de un nuevo sistema de información continuada de los locales de la ciudad, que se está trabajando desde diversos sectores del Ayuntamiento y que debe permitir desarrollar un sistema integral con información constantemente actualizada. Preguntado por si hay sobreoferta de alguna tipología en algún distrito o si alguno carece de determinados servicios, Colom ha destacado que deben trabajar en un análisis pormenorizado de los barrios, aunque ha insistido en que, "con una lectura rápida, no hay situaciones alarmantes".

Ha defendido que Barcelona cuenta con un sector colectivo vivo, y ha destacado que la mayoría de establecimientos que abren ya no lo hacen destinados a cubrir necesidades existentes, sino a nuevas demandas a través de modas que se van generando, buscando oportunidades de negocio. Los servicios de restauración, el comercio de productos cotidianos alimentarios, y los de equipamiento son los más numerosos; juntos concentran el 39,9% de los establecimientos de comercio y de servicios de la ciudad.

En Ciutat Vella destacan los restaurantes, bares y hoteles -son el 55,2% de sus establecimientos-, que también son numerosos en el Eixample -representan el 36% de su total-, mientras que el 56,5% de las actividades de servicios se concentran en este distrito, Sant Martí, Sants-Montjuïc y Sarrià-Sant Gervasi.

Los distritos con más densidad de locales son el Eixample -con 2.163 locales por kilómetro cuadrado-, Gràcia (1.816) y Ciutat Vella (1.788); donde es más baja es en Sarrià-Sant Gervasi, donde no alcanzan los 250 locales por kilómetro cuadrado. El de Les Corts es el que cuenta con menos en total (3.670), mientras que los cinco distritos con más locales -el Eixample, Sant Martí, Ciutat Vella, Sants-Montjuïc y Gràcia- concentran el 63% de establecimientos.

Por barrios, los que tienen más son la Vila de Gràcia, la Dreta de l'Eixample, el Raval y l'Antiga Esquerra de l'Eixample, que suman el 19%, y los que menos tienen -no alcanzan los 100- son Baró de Viver; Vallvidrera, el Tibidabo i Les Planes; Can Peguera; Vallbona; Torre Baró y la Clota.

El comercio al detalle se concentra principalmente en cinco distritos: Ciutat Vella, Eixample, Sant Martí, Sarrià-Sant Gervasi y Gràcia, que acumulan el 67% de establecimientos, mientras que los de producto cotidiano alimentario destacan en Ciutat Vella y el Eixample. Existen 903 establecimientos dentro de los diez centros comerciales de la ciudad, de los que el 98,6% están activos, cifra que desciende al 66,5% en el caso de galerías comerciales, que suman 382 locales.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.