El secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, ha afirmado hoy que las estadísticas de la Encuesta de Población Activa (EPA) del último trimestre del año pasado confirman una aceleración de la pérdida de empleo (-3.300) y de población activa, especialmente la más joven de menos de 44 años, en esta comunidad.

En un comunicado, Ibáñez ha lamentado que 2017 "ha sido otra vez un mal año" para el mercado laboral de Cantabria, y más teniendo en cuenta que se sigue perdiendo población activa, con un 5% ó 7.800 activos menos de 16 a 44 años que en 2016, lo que sitúa a la comunidad con las cifras más bajas de activos desde el año 2006.

Al margen del análisis trimestral con 1.800 ocupados menos y 2.300 desempleados más, el balance anual de 2017 reafirma un incremento del paro de casi un 4% y un descenso de los ocupados de más de un 1%, "por lo que cualquier interpretación es negativa", ha subrayado, "especialmente" con el empleo femenino, que sigue evolucionando peor que el masculino y se ve "siempre" más afectado por el efecto estacional de la economía, ha recordado.

Para Ibáñez, que Cantabria "siga perdiendo año tras año población y población activa" con menos empleos y más paro "habla por sí solo de los problemas y el estancamiento" del mercado laboral, donde además un 53% de los desempleados (19.700) son de larga duración, tres puntos más que la media nacional.

A ello se suma que "una vez más" la tasa de paro regional está por debajo de la española (13,49 por 16,55) pero porque la región tiene una tasa de actividad inferior a la española en la misma medida (55,85 por 58,80).

Consulta aquí más noticias de Cantabria.