Tras analizar los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hechos públicos este jueves, el sindicato ha asegurado que éstos demuestran cómo el mercado laboral de las Islas "fluctúa en función del momento de la temporada turística en el que se encuentra". Por ello, ha indicado que la estacionalidad continúa siendo la característica principal del mercado laboral de Baleares.

Así, el cuarto trimestre del año es "normalmente malo para la ocupación" porque es temporada baja aunque se observa cómo el número de afiliados a la Seguridad social se sitúa en niveles anteriores a la crisis y "se están generando más puestos de trabajo porque la temporada turística se está alargando".

CCOO ha hecho hincapié en que, pese a que los grandes indicadores muestran una reactivación económica y que cada vez hay menos personas desempleadas, "la precariedad laboral se ha instalado en nuestro mercado con la excusa de la crisis". Según ha opinado el sindicato, esta precariedad sigue vigente al analizar la alta temporalidad y parcialidad de la contratación, los bajos salarios y las cargas de trabajo.

"La recuperación económica de la que nos hablan no se ha traducido en una recuperación social en la que la calidad de la ocupación es fundamental para acabar con las desigualdades y la pobreza", esgrime CCOO.

Por todo ello, el sindicato ha asegurado que "ya se dan las condiciones de beneficios empresariales para revertir los recortes producidos durante la crisis a pesar de las reformas laborales, puesto que durante los últimos siete años, los hoteles de las Islas han aumentado su rentabilidad en un 80 por ciento y, por tanto, no hay excusa para retrasar la mejora de la calidad de la contratación y revisar los salarios al alza a través de la negociación colectiva entre patronal y sindicatos".