La líder autonómica del PP, María José Sáenz de Buruaga, cree que el presidente regional, Miguel Ángel Revilla (PRC), está cosechando su "peor balance" en sus 20 años de responsabilidades en el Ejecutivo regional, convirtiendo a Cantabria en una comunidad "rezagada" y con un "proyecto caótico que nadie dirige".

"Primero, cedió el Gobierno y el 90% del presupuesto a una minoría con cinco diputados, después se entregó a los más radicales del Parlamento y ahora, termina la legislatura del brazo de un tránsfuga", ha criticado Sáenz de Buruaga, que ha resumido de esta forma la actuación de Revilla desde que comenzó en 2015 la legislatura, con un Gobierno PRC-PSOE al frente de Cantabria.

La presidenta del PP de Cantabria ha vuelto a denunciar la situación a la que, a su juicio, ha llevado un bipartito presidido por Revilla a Cantabria que con su "pésima gestión está socavando gravemente la sostenibilidad financiera y la confianza social en servicios públicos esenciales".

Además, ha explicado que con un "Gobierno ausente", como en su opinión es el del PRC-PSOE, Cantabria lleva "nueve trimestres consecutivos creciendo por debajo de la media nacional y creando empleo a un ritmo inferior al del conjunto del país".

"Mucho me temo que por mucho que no afanemos en lo contrario y trabajemos para evitarlo, ésta será una legislatura perdida para Cantabria", ha dicho Sáenz de Buruaga.

La presidenta del PP ha reivindicado que, ante la situación que padece la comunidad y con la próxima cita electoral a 16 meses, el PP debe "ofrecer a los ciudadanos una alternativa real, seria e ilusionante a un Gobierno agotado y un modelo caduco" o, incluso, "inexistente".

Así, Buruaga ha invitado a los suyos a "remangarse" y trabajar "todos juntos" de cara a esta cita electoral, para la que, en su opinión, el partido está cada día "más y mejor preparado".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.