Tal y como ha comunicado a través de sus redes sociales, esta es "una decisión meditada" que ha tomado "de forma responsable" y que ya ha comunicado al secretario provincial, David Regades, quien llegó al cargo tras vencer en las votaciones del pasado 3 de diciembre, relevando a Santos Héctor.

"No estaba cómodo porque no compartía algunas de las actuaciones tomadas y estoy muy molesto por otros temas que afectaron a la gestión de Ponte Caldelas", ha apuntado el regidor, que encabezó la oposición al trasvase del río Verdugo al embalse de Eiras, motivo por el que el alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, le criticó muy duramente y le pidió que dimitiese de su cargo en el partido.

En este marco, Díaz ha mantenido que el puesto orgánico le "daba igual", y que si se presentó a las últimas primarias fue "para intentar cambiar las cosas en la provincia, dar un paso en favor de la integración entre todas las sensibilidades y, sobre todo, apoyar a las agrupaciones locales, que son las grandes abandonadas".

Estos principios, ha dicho, "fueron la base del acuerdo por el que -juntó- su candidatura con la de David Regades". "Ayudar a mi partido, teniendo muy claro que mi principal ocupación y devoción es el servicio a los vecinos de Ponte Caldelas", ha remarcado, tras lo que se ha puesto "a disposición" del secretario general pontevedrés, "tanto como alcalde como militante".

"Me marcho de la ejecutiva provincial con tranquilidad, y deseándole toda la suerte y los máximos éxitos", ha trasladado, convencido de que "en 2019 va a haber mucho que celebrar en esta provincia, porque -el PSOE va- a conquerir alcaldías y conseguir cuatro años más de una diputación moderna y bien alejada de aquellos tiempos caciquiles del PP de Louzán".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.