El Festival Internacional de Cine de Huesca convoca su 46ª edición que se celebrará del 8 al 16 de junio. El plazo de inscripción de cortometrajes está ya abierto y se prolongará hasta el próximo 22 de febrero.

La cita altoaragonesa, una de las más antiguas de España, suscita un gran interés a nivel nacional e internacional por su historia y por ser una de las pocas en nuestro país que sirve de preselección para los Premios Oscar, contando además con el aval de los Goya. En 2017 se recibieron más de 1.600 trabajos de 84 países para sus tres concursos: Internacional, Iberoamericano y Documental. El cartel de la próxima edición lo ha realizado la artista mexicana Raquel Levit Ruiz, con el retoque tipográfico de Isidro Ferrer.

Esta cita, referente a nivel internacional para el cortometraje y avalada por los Premios Óscar y los Goya como festival calificador, anuncia también la apertura de su proceso de recepción de trabajos; obras que optarán a competir en uno de sus tres concursos: Internacional, Iberoamericano y Documental.

El certamen cuenta este año con nueva dirección; el oscense Rubén Moreno tomó las riendas el pasado mes de noviembre y lidera la nueva propuesta de esta cita que cada mes de junio convierte la ciudad en el foco de atención de la industria del cortometraje. "Este formato es nuestra esencia y nuestra razón de ser; está muy vivo, es innovador y Huesca por derecho propio se alza como un punto de referencia a nivel mundial", ha afirmado el director del Festival de Cine de Huesca, Rubén Moreno.

PREMIOS

Un total de más de 24.000 euros en premios es la cifra que reparte el Festival y que ha logrado mantener intacta en los últimos años. El Premio Danzante gana protagonismo en esta edición y refuerza su identidad; esta nomenclatura aparecerá en todos los galardones oficiales, fruto de una estrategia de imagen de marca e identidad sobre la que sus organizadores llevan trabajando varios años.

Otra consecuencia de ello es el diseño -por parte de Lorenzo Caudevilla- de unos nuevos laureles identificativos de los concursos, tomando de referencia la silueta del citado premio, diseñado por Carlos y Javier Aquilué. Además, en el apartado del palmarés se mantiene el premio Jinete Ibérico que reconoce al mejor trabajo de animación.

El espectador seguirá siendo el eje fundamental y por ello las producciones seleccionadas se proyectarán en el emblemático Teatro Olimpia con sesiones gratuitas. Uno de los emblemas en este ámbito es el Premio del Público Aragón Televisión que da la posibilidad a los asistentes de votar a su cortometraje favorito, otorgándole al ganador la compra de los derechos de emisión por un valor de 900 euros, así como su promoción y difusión.

La programación contará también con largometrajes, actividades profesionales, encuentros, exposiciones y otras iniciativas que se irán dando a conocer durante los próximos meses. El objetivo fundamental es llegar al público y que el Festival siga siendo un punto de encuentro para profesionales y amantes del cine.

"El Festival es un bien de toda la ciudad, un gran embajador cultural a nivel internacional de Huesca. Es una gran responsabilidad, pero trabajamos duro para que los oscenses puedan sentirse orgullosos de su festival", ha señalado Moreno.

ABIERTO EL PLAZO DE INSCRIPCIÓN HASTA EL 22 DE FEBRERO

El Festival Internacional de Cine de Huesca ha presentado en rueda de prensa las bases para su nueva edición y al mismo tiempo ha abierto el plazo de inscripción para todos aquellos cortometrajes que aspiren a formar parte de la Sección Oficial.

Los trabajos deberán ser enviados antes del jueves 22 de febrero a través de la plataforma online Festhome. El pasado año fueron un total de 1.658 trabajos recibidos de 84 países diversos, pero las cifras no es algo prioritario, "cada año la cosecha de trabajos fluctúa y además la cantidad y la calidad no son términos directamente relacionados, el equipo está trabajando ya duro para que cualquier persona desde cualquier rincón del mundo pueda presentar su obra a nuestra preselección" afirma Moreno.

La tasa de inscripción se mantiene en 2 euros, la misma cantidad que solicita la propia plataforma como gastos de trámite y gestión, una cantidad simbólica que para el certamen altoaragonés supone un instrumento con el que los propios creadores valoran tanto su obra como el marco donde la presentan.

Los únicos límites se encuentran en la fecha de producción (deben ser obras a partir de enero de 2017), no haber sido presentadas en años anteriores y contar una duración máxima de 30 minutos para la ficción y 40 minutos para los documentales.

El Festival Internacional de Cine de Huesca está patrocinado por Diputación Provincial de Huesca, Ayuntamiento de Huesca, Gobierno de Aragón y Fundación Anselmo Pié.

Consulta aquí más noticias de Huesca.