Así lo ha dicho en respuesta a una pregunta formulada por la diputada socialista Concepción Burgo, sobre la retirada de estas dos pilas bautismales de la iglesia a petición, según ha indicado, de Carmen Polo. Un "acta notarial" datada en 1980 indica, en voz del párroco, que ambas fueron trasladadas en torno a 1960, tras una visita de la esposa del dictador.

A pesar de que Burgo ha admitido que es la Iglesia católica la propietaria de las pilas, ha considerado que "deben volver" a este patrimonio y ha pedido a la Xunta que se "pronuncie".

En su respuesta, el conselleiro de Cultura ha recordado que, aunque las pilas se encontraban en los 60 en la iglesia de San Xián de Moraime, habían sido retiradas en el año 45 de su emplazamiento original para ser sustituidas, y trasladadas a un patio.

Del mismo modo, Rodríguez ha recordado que, dado que fueron retiradas por la familia Franco en los años 60, no estaban en el momento "singularmente protegidas", algo que no ocurriría hasta 1972.

No obstante, Román Rodríguez ha comprometido el apoyo de la Xunta a cualquier petición de recuperación, aunque ha recordado que "le corresponde al legítimo propietario", en este caso la Iglesia Católica, iniciar el proceso. "Si eso se produce, la Xunta lo apoyará", ha ratificado, tras lo que ha añadido que respetarán la "decisión" de los propietarios originales de las piezas.

En este sentido, ha equiparado esta situación a la del Ayuntamiento de Santiago, que inició un proceso judicial para reclamar la devolución de dos esculturas del Pórtico de la Gloria en poder de la familia Franco.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.