El magistrado de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha citado a declarar en calidad de investigados a un total de 12 personas, entre las que se encuentran el presidente de la Federación Cántabra de Fútbol, Jose Ángel Pélaez, y el expresidente de la federación murciana José Miguel Monje, por su implicación con la presunta trama de corrupción orquestrada por el expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) Ángel Villar, según informan fuentes jurídicas.

Los interrogatorios arrancarán el próximo 30 de enero con el doctor Onofre Alba y su hijo Onofre Alba Gimeno, quienes tienen contratados los servicios médicos de la Mutualidad de Futbolistas de Baleares. Un día después, el 1 de febrero, lo harán el director médico de la mutua en la delegación andaluza Isidro Manuel Monje Cabrera y el también médico José Asensio García.

El juez que instruye el caso conocido como 'Soule' cita para el 6 de febrero al expresidente de la Federación Murciana de Fútbol (FFRM) José Miguel Monje Carrillo y a Ana Isabel Castro Val. El presidente de la Federación Cántabra de Fútbol, José Ángel Pélaez Montes, está citado para el 8 de febrero junto con el representante de futbolistas y administrador de la empresa Sportsmarketing&Entertainment, Víctor Oñate Serena.

EMPRESARIOS CERCANOS A VILLAR

Para el 13 de febrero está citado Fermín Bernad Vico, administrador junto con su hermano Vicente Bernad de la sociedad Estudio 2000. Según un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, esta sociedad llegó a recibir pagos de la Federación entre 2009 y 2010 superiores a los 36 millones de euros por el suministro de material deportivo.

Dos días después declararán José Higinio Temprado, hijo del que fuera presidente de la Federación Madrileña de Fútbol Vicente Temprado, y el expresidente de la Federación Extremeña de Fútbol y exvicepresidente de la RFEF Juan Espino Navia. Finalmente para el próximo 27 de febrero se cita a Carlos Antonio Plasencia Romero, presidente de la promotora tinerfeña Urbanización Palm Beach SA.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 reactiva de esta forma la investigación que comenzó el pasado mes de julio por la supuesta creación de un entramado en 2009 que permitió la desviación de fondos tanto públicos como privados de la RFEF y organismos vinculados a ellos como la propia Fundación y MUPRESFE (Mutualidad de Previsión Social de Futbolistas Españoles a Prima Fija).

RED DE CLIENTELISMO

El juez mandó a prisión a Villar, a su hijo Gorka y al exvicepresidente económico Juan Padrón, a día de hoy todos en libertad provisional, por crear una red de "clientelismo" tanto en la contratación del personal que recae en familiares de los acusados como en la presunta adjudicación arbitraria de contratos de suministros.

De José Ángel Pélaez el magistrado dijo que comunicó a Villar que había dejado fuera de reparto de los presupuestos de la Federación 5.210.000 euros para disposición personal del principal acusado, a quien le llegó a decir que podría emplear esa cantidad para lo que le saliera "de los huevos".

También apuntó que Villar aprovechó su posición de dominio desde 1988 en la Federación y consiguió desde entonces garantizarse la mayoría necesaria para seguir al frente del organismo recompensando a sus afines con nombramientos de la Junta Directiva, como ocurrió con los investigados Peláez y Monje.

Consulta aquí más noticias de Murcia.