El juez ha dictado el ingreso en prisión incondicional de J.M.L. tras tomarle declaración este miércoles, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

La detención de J.M.L por parte de la Guardia Civil se produjo después de que varios testigos vieran como sobre las 22.30 horas del domingo, 21 de enero, dos personas entraban en un negocio mientras se peleaban, portando uno de ellos un palo -un cuchillo de cocina atado al extremo de un palo- y el otro una botella de vidrio, si bien inmediatamente el más joven de ellos, el ahora fallecido, huyó a la carrera del lugar perseguido por J.M.L.

Sin embargo, el joven debido a las heridas que le habían ocasionado, hasta seis puñaladas señalan, así como junto a la pérdida de sangre, perdió el conocimiento y cayó al suelo en una calle cercana, momento en que aprovechó J.M.L. para golpearle la cabeza dos veces con una piedra, antes de que fuese reducido por un agente de la Guardia Civil franco de servicio, auxiliado por otros testigos.

El levantamiento judicial del cadáver se realizó a las 01.40 hora, siendo trasladado por los correspondientes servicios funerarios hasta el Hospital General de Fuerteventura donde se le realizará la preceptiva autopsia.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.