Según ha expuesto a Europa Press el secretario general de la Junta de Personal, Ángel Francisco Villarejo-Ramos, una de las iniciativas que se propondrán pasa por la necesidad de promover desde el Rectorado un protocolo de respuesta "inmediata" ante casos de acoso y conflictividad laboral.

Explica Villarejo-Ramos que, en muchos casos, este tipo de situaciones "no pasan de una reclamación por parte del interesado", sin que se active protocolo alguno ni se informe a los representantes sindicales". "No hay respuesta inmediata ni se responde a las solicitudes de mediación, lo que de alguna manera desalienta para pedir amparo. Son muchos pequeños casos, que no tienen por qué ser 'mobbing', pero creemos que el rector está obligado a responder", sostiene.

Dicho asunto, para cuyo debate plantearán al Vicerrectorado de Profesorado que se convoque mesa de negociación en febrero, se une a otras muchas reivindicaciones, como la creación de una comisión académica permanente para tratar asuntos relativos a la docencia, la petición de que los representantes sindicales estén presentes en las comisiones de Investigación y Doctorado o que los cargos unipersonales de gestión puedan ser asimilados a cargos estatutarios, "tal y como sucede en otras universidades".

La Junta de PDI también reclama su participación en las dotaciones de plazas de profesorado funcionario y el diseño de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), de la misma forma que se hace con el Comité de Empresa, y el establecimiento de una regularización de las condiciones de trabajo y contractuales de las 'spin-off' y empresas vinculadas a través de contrato de base tecnológica, ya que están promovidas por profesores pero sin ningún régimen de control sobre los proyectos y la contratación.

Otro de los asuntos tratados ha sido la preparación de un comunicado público contra el "endurecimiento" de criterios en la mayor parte de las áreas por parte de la Agencia Nacional de Acreditación (Aneca), pues "otra vez se ha puesto el listón muy por encima".

"De alguna manera, se veta la posibilidad de promoción de carrera a contratados doctores que quieren ser funcionarios y a titulares que desean ser catedráticos. Queremos instar al rector a ver si a través de la Conferencia de Rectores se puede modificar algo este aspecto o, por lo menos, ejercer alguna presión", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.