Francisco Conejo. PSOE en Diputación
Francisco Conejo. PSOE en Diputación PSOE

En rueda de prensa, Conejo ha señalado que, "además de los más de 300.000 euros facturados en la Diputación con el PP esta mañana se ha conocido que esta empresa ha facturado 23 contratos entre 2015 y 2016 por importe de 112.248,13 euros a la empresa de Turismo dependiente de la Diputación, donde curiosamente Bravo es consejera en el consejo de administración".

Así, ha indicado que, "tras el anuncio de la diputada de que va a dejar de contratar con la empresa de su cuñado", Bravo "ha empezado a rectificar y a ser consciente de la gravedad de este asunto", aunque ha apuntado que "la cuestión no es que anuncie ahora que va a dejar de contratar con la empresa de su cuñado. Es que no puede y, por tanto, nunca debió contratar con ésta".

Ha señalado que "parece que Bravo comienza a seguir los mismos pasos" que el exedil de Málaga Manuel Marmolejo que "tuvo que dimitir como concejal del Ayuntamiento de Málaga por adjudicar 18 contratos a la empresa de su cuñado". Así, ha indicado que la diputada "ha empezado por reconocer la irregularidad. Es un primer paso. El siguiente es la dimisión".

"El PP obligó a Marmolejo a dimitir porque, según dijeron hace nueve años, adjudicar contratos a la empresa de un cuñado era incorrecto desde el punto de vista legal, estético y ético. Hoy Marina Bravo tiene que coger el mismo camino que siguió Marmolejo y dimitir", ha insistido.

El portavoz socialista no sólo ha considerado este un "nuevo caso Marmolejo", sino "algo más grave", ya que "además de tratarse de la empresa del cuñado de la diputada provincial del PP que hace las contrataciones es la empresa en la que trabaja su pareja".

Al respecto, ha asegurado que si el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, "dejó caer a Marmolejo hace nueve años, el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, debe hacer lo propio con Marina Bravo ahora, si no, una vez más, habrá demostrado su complicidad y connivencia con estas prácticas clientelares".

Conejo ha recomendado a Bravo que "escuche las palabras del presidente del PP de Andalucía, Juanma Moreno, en las que decía que no se puede contratar a dedo a un familiar, ni siquiera por menos de 18.000 euros". "Que escuche a su presidente regional, que considera que contratar a un familiar en la administración es un abuso de poder", ha dicho, apuntando que Moreno "debería aplicar con urgencia sus medidas en Málaga".

"Para empezar, puede situar aquí en la Diputación de Málaga la sede central de la oficina virtual para denuncias de enchufismo que recientemente ha anunciado. En esta casa, al PP se le acumulan los casos de enchufismo y clientelismo", ha dicho Conejo, para el que "no se trata de un caso aislado ni de la excepción, es la regla".

"No es una empresa más que venía contratando con la Diputación. Es la empresa del cuñado de la diputada Marina Bravo, que es la que hace las contrataciones. Y la empresa en la que trabaja la pareja de ésta. Como antes la Diputación contrató con la empresa de la presidenta de una fundación vinculada al PP y al igual que también antes la diputada de Mijas contrató a su compañero del PP en el municipio involucrado en el Caso Mijas", ha expuesto.

"Bendodo ha hecho de la Diputación de Málaga su cortijo, el cortijo del PP de Málaga. El enchufismo se ha instalado en la Diputación de Málaga de la mano de Bendodo y el PP. El clientelismo, el amiguismo y el favoritismo son la verdadera marca de la casa en esta Diputación de las marcas que preside Bendodo", ha señalado.

"SALTADO LA LEY"

Conejo ha vuelto a hacer hincapié en que Bravo "se ha saltado la ley de incompatibilidades que prohíbe contratar a familiares". Según dicha normativa, ha apuntado, "la prohibición de contratar que afecta a los cargos electos de las corporaciones municipales se extiende a los cónyuges, personas vinculadas con análoga relación de convivencia afectiva, como es este caso".

"No hay duda, estamos ante un caso claro de incompatibilidad. La ley prohíbe a la diputada Marina Bravo adjudicar contratos a la empresa de su cuñado, que es pariente de segundo grado y ostenta el cargo de su administrador de su empresa. Y eso es, ni más ni menos lo que sucede aquí", ha afirmado Conejo.

El portavoz socialista ha llamado la atención sobre otras dos cuestiones; por un lado, el fraccionamiento, señalando que "los 20 contratos adjudicados a la empresa del cuñado de Marina Bravo desde Medio Ambiente han sido contratos menores de 18.000 euros; por tanto, contrataciones a dedo, que no han necesitado de un concurso público".

Conejo ha analizado los dos últimos contratos adjudicados "el mismo día para un mismo concepto y por una cantidad muy similar: el 27 de octubre de 2017 Medio Ambiente adjudica por 20.173,18 euros el plan de dinamización turística de Júzcar, en concreto la señalización del municipio y locales; ese mismo día, 27 de octubre de 2017, Medio Ambiente también adjudica por 21.659 euros el plan de dinamización turística de Júzcar para la señalización temática, es decir, grafitis, senderos y rótulos".

"Dos contratos diferentes para prácticamente el mismo fin. Y dos contratos justo en el límite del mínimo establecida para evitar tener que convocar un concurso público", ha afirmado el portavoz socialista, que ha considerado que este práctica "pone de evidencia el fraccionamiento de contratos del PP en la Diputación para sortear la Ley de Contrataciones de la Administración Pública y poder adjudicar a dedo, para perpetuar el clientelismo, el favoritismo y enchufismo".

CONTRATOS

Por otro lado, ha denunciado el "favoritismo y el clientelismo" en la Diputación. Así, ha recordado que Bravo "asumió el área de Medio Ambiente en septiembre de 2013 y comenzó en enero de 2014 su relación con el hermano del administrador único de la empresa", apuntando que "el primer contrato a dedo de la Delegación de Medio Ambiente con la empresa de su cuñado se realizó meses después, el 2 de junio de 2014".

"Hasta ese momento, la empresa no había tenido ninguna relación contractual con la Delegación de Medio Ambiente. Sí la había tenido con otras delegaciones de la Diputación como Turismo, Políticas de Empleo o Recursos Europeos", ha manifestado y ha apuntado que "desde 2011 hasta 2017, el equipo de gobierno del PP ha adjudicado un total de 300.591,88 euros en contratos menores a esta empresa", aunque, ha incidido, "el 62,8 por ciento de ese importe corresponde a los 189.046,99 euros contratados desde la Delegación de Medio Ambiente".

El socialista ha precisado que desde 2014 a 2017 "la empresa del cuñado de Marina Bravo ha facturado a la Diputación 221.073,21 euros y un total de 28 contratos", de los que "20 han sido adjudicados por la Delegación de Medio Ambiente por un importe de 189.046,99 euros". Los ocho restantes fueron de distintas delegaciones por valor de 32.026,22 euros.

Ha indicado que "con la única delegación de la Diputación que la empresa del cuñado de Marina Bravo ha contratado en los dos últimos años ha sido con la de Medio Ambiente", un dato que, en su opinión, "pone claramente de manifiesto el favoritismo y el clientelismo del PP en la Diputación".

Por su parte, la diputada negó las críticas socialistas, al igual que desde la empresa, que insistieron en que llevan trabajando en la provincia de Málaga "20 años con una solvencia técnica probada; con una profesionalidad y la honestidad para nosotros ha sido lo más importante". También aseguraron que la relación con la Diputación "comienza en 2008, que se ha manteniendo en el tiempo, habiendo pasado incluso diferentes corporaciones".

Consulta aquí más noticias de Málaga.