En este sentido, la alcaldesa de Cantillana, Ángeles García, ha afirmado a Europa Press que no se ha producido "ningún desprendimiento ni hay riesgo de derrumbe". Explica que el Ayuntamiento recibió el viernes una solicitud de la dirección del centro para que se viera el techo de estas aulas y el lunes, a las 7,30 horas, técnicos municipales realizaban ya los trabajos pertinentes de valoración de su estado, abriendo una serie de catas para comprobar el estado del forjado de la cubierta.

Estas catas se han realizado durante dos días, entre el lunes y el martes, en diversos puntos donde existe más humedad y más probabilidad de filtraciones de agua, concluyéndose que se necesitan "unas actuaciones más allá del mantenimiento y de la sustitución de la cubierta, un proyecto de obra que está ya adjudicado a la espera de su inicio" y que ha sufrido retrasos como consecuencia de que la anterior adjudicataria renunció a su ejecución.

García detalla que el desalojo, adelantado por ABC, ha sido, por tanto, como medida preventiva basada en el consejo de los técnicos "al encontrarse ese daño justo encima de la puerta y para evitar que pudieran caer trocitos de material, como yeso". Paralelamente, se está manteniendo un "contacto continuo" con la Agencia Andaluza Pública de Educación, cuyos técnicos realizarán el jueves una visita al centro, "competente en el asunto".

Asimismo, el colegio ha difundido a través de las redes sociales un comunicado en el que se menciona el desarrollo el martes de una reunión extraordinaria para informar a la comunidad educativa sobre la reubicación de las clases de tercero A y B a "sendos espacios adaptados". Además, se apuntó al envío a la Agencia Pública de Educación de una solicitud de estudio de patologías para "valorar los daños encontrados y la posibilidad de que el alumnado vuelva cuanto antes a sus clases".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.