Memoria Salvamento y Socorrismo
Memoria Salvamento y Socorrismo CAIB

Según ha recogido en un comunicado la Conselleria de Hacienda y Adminsitraciones Públicas, Perelló ha destacado "la tendencia a la baja tanto de las incidencias graves como de las mortales respecto a 2016".

El año pasado, ha añadido, las intervenciones por casos de emergencia vital bajaron en un 18 por ciento y el descenso todavía fue mayor en el caso de las emergencias mortales, que en un año han pasado de cinco víctimas a dos.

La cifra de evacuados desde las playas hacia centros asistenciales ha aumentado un 4 por ciento en el último año hasta los 120 casos. Asimismo, los socorristas han conseguido reanimar a cinco ahogados en las playas de Ibiza.

Perelló ha destacado que "en Ibiza se ha visto como hay una tendencia a usar zonas de baño menos accesibles, que originan buena parte de los incidentes, especialmente en Sant Josep".

En estos casos, ha alabado el papel de los socorristas reactivos, 59 en Ibiza, que los diferentes empresarios con concesiones en la zona de dominio público de costa están obligados a proporcionar para guardar la seguridad de sus clientes.

DATOS SIMILARES AL DEL RESTO DE BALEARES

Los datos de 2017 de la Memoria de Playas de Baleares indican un descenso de las cifras de incidencias graves de un 16 por ciento, de decesos en un 21 por ciento y el mantenimiento de las cifras de ahogados reanimados, un total de 48, en referencia a los datos de la temporada de baño de 2016.

Perelló ha destacado "la profesionalidad de los socorristas, la implicación de los coordinadores municipales de playas y la coordinación del Govern" en todo el operativo.

En este sentido, este año los municipios costeros han contado con el apoyo y la asesoría del Govern en todo el procedimiento del concurso y contratación de las empresas concesionarias del servicio de salvamento en playas.

El director general de Emergencias e Interior también ha recordado la voluntad del Govern para "avanzar en la profesionalización del trabajo de los socorristas" a través de la implantación de una acreditación personal que recoja la experiencia y la formación de cada trabajador del sector.

Este año han sido 399 los puestos activos de socorrista distribuidos por las playas de Baleares, a los que hay que sumar los socorristas reactivos. El perfil tipo de la víctima mortal en las playas de Baleares en 2017 es la de un hombre, de 70 años de edad y nacido en el extranjero.

Respecto a años anteriores, se observa un aumento de la edad de los óbitos, 4 años más que la media de los últimos años, así como también se ha notado un repunte de las mujeres afectadas, que han sido el 29 por ciento de las víctimas.

"Nunca son buenos resultados cuando hablamos de pérdida de vidas humanas", ha dicho Perelló, "pero los resultados de 2017 nos indican que vamos por el buen camino en la prevención de riesgos en zonas de baño y en la atención rápida a emergencias vitales".