Fuentes del caso han informado a Europa Press de que el juicio, cuya celebración había fijado para este miércoles el Juzgado de lo Penal número 15 de Sevilla, ha quedado suspendido por la no comparecencia de una testigo, en concreto la pedagoga del centro, quien en su momento emitió un informe sobre la personalidad de la menor. A petición de la acusación, se ha aplazado el juicio, cuya celebración se ha fijado para el próximo 14 de marzo.

La Fiscalía Provincial, en su escrito de acusación provisional al que ha tenido acceso Europa Press, solicita para este profesor la pena de dos años y tres meses de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio o profesión que conlleve contacto regular con menores de edad durante tres años, así como la libertad vigilada consistente en la obligación de someterse a un programa de reeducación sexual durante el mismo periodo de tiempo.

El fiscal, en su escrito, relata que el investigado, en su condición de funcionario público del Cuerpo de Maestros, desempeñaba sus servicios como maestro de Primaria durante el curso escolar 2015-2016 en un centro de la capital. "Guiado por satisfacer sus deseos sexuales y aprovechando la autoridad como tal, el día 13 de mayo de 2016 cuando la alumna -víctima de los presuntos abusos-, de 16 años de edad, entró en la clase del acusado para pedir un 'cleenex' para otra alumna pequeña que se encontraba en el cuarto de baño, éste salió detrás de ella y en los lavabos, en contra de su voluntad, la agarró por la cintura y le dio un beso en la boca", según el relato de los hechos de la Fiscalía.

Tras ello, según el Ministerio Fiscal, la alumna "lo apartó y salió corriendo". Anteriormente a los hechos, el acusado se había puesto en contacto varias veces con la menor a través de las redes sociales y "le había referido comentarios y efectuados gestos que sugerían un flirteo con ésta".

Según la Fiscalía, los hechos relatados constituyen un delito de abuso sexual, sin que concurran circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal. Por ello, el Ministerio Público considera que procede imponer al acusado por este delito la pena de dos años y tres meses de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio o profesión que conlleve contacto regular con menores de edad durante tres años, así como la libertad vigilada consistente en la obligación de someterse a un programa de reeducación sexual durante el mismo periodo de tiempo.

Además, el fiscal pide que el acusado indemnice a la menor con la cantidad de 1.500 euros por daño moral en concepto de responsabilidad civil. De otro lado, en su escrito, el Ministerio Público interesa la remisión de lo actuado al juzgado de lo Penal para su enjuiciamiento y fallo y, por último, en caso de recaer sentencia condenatoria, solicita remitir un testimonio de la misma a los servicios de Inspección de la Consejería de Educación de la Junta a los efectos que fueran procedentes.

Por otra parte, fuentes del caso han señalado a Europa Press que el acusado "no era profesor de la alumna", quien en ese curso estaba en 4º de ESO. Al mismo tiempo, las citadas fuentes han indicado que la dirección del centro en el que ocurrieron los hechos ha actuado "con rotundidad" contra el profesor, que ya no trabaja en el mismo, donde tampoco permanece la menor.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.