Coche de la Policía Nacional
Coche de la Policía Nacional ARCHIVO

Un español de 20 años, Abdelhakim Labidi Adib, fue arrestado en Filipinas cuando viajaba en un coche con explosivos. El joven fue puesto a disposición judicial bajo la sospecha de pertenecer a Abu Sayyaf, organización terrorista adscrita al Estado Islámico (EI), informó un portavoz del Ejército.

Las Fuerzas Armadas de Filipinas detuvieron la noche del pasado lunes al joven, que tiene pasaporte y DNI españoles, durante un control de carretera en la isla de Basilan, feudo de Abu Sayyaf en la región sureña de Mindanao. El joven viajaba con un miembro de Abu Sayyaf buscado por las autoridades, aunque éste logró escapar tras recibir el alto de los soldados.

En el vehículo se hallaron dos granadas de mano, dos dispositivos de detonación, materiales para fabricar explosivos caseros y un cargador de rifle M-16 entre otros, describió el portavoz.

Labidi Adib, cuyo pasaporte revela que entró en Filipinas el pasado octubre, fue trasladado hoy a Manila y puesto a disposición del Departamento de Justicia, donde será interrogado para verificar sus posibles vínculos con Abu Sayyaf.

El Consulado de España en Filipinas "ha asumido su función de asistir" al presunto yihadista "como a todo ciudadano español", indicaron fuentes diplomáticas en Manila.

"No tengo nada de ver con esto, más adelante se revelarán las pruebas de que soy inocente", afirmó en castellano el sospechoso, que pidió "paciencia y un traductor para solucionar este problema", ya que aparentemente no domina el inglés.

"De vacaciones"

Preguntado por el motivo de su viaje a Filipinas respondió que fue "de vacaciones" porque en el país hay "muchas chicas guapas" y explicó que hizo una primera escala en Manila para dirigirse más tarde a las ciudades de Davao y Cagayan de Oro en Mindanao y se quedó en esta última dos meses, reporta el canal GMA.

Vine a Filipinas de vacaciones porque en el país hay muchas chicas guapasSobre el porqué de su posterior estancia en Basilan, una isla de 300.000 habitantes vetada para extranjeros al ser un feudo de Abu Sayyaf, el sospechoso se limitó a decir a los medios que "esa es otra historia" y que no era su intención llegar allí. Labidi ofrecerá el próximo miércoles una declaración jurada en el Departamento de Justicia y después los fiscales decidirán si presentan o no cargos contra él.

Se trata del primer caso de un español detenido por presuntos vínculos con uno de los grupos yihadistas que operan en la conflictiva región de Mindanao.

La organización

Abu Sayyaf, fundado en 1991 en Basilan, al suroeste de Mindanao, ha protagonizado en los últimos años decenas de secuestros y asesinatos, como la decapitación de un alemán en febrero del año pasado y de dos vietnamitas en julio tras no recibir las extorsiones monetarias que reclamaba.

El que fue líder de la facción de Abu Sayyaf en Basilan, Isnilon Hapilon, participó en el levantamiento armado perpetrado por yihadistas filipinos y extranjeros -y comandado por otra banda terrorista local, el grupo Maute- en la ciudad de Marawi, en Mindanao, que dejó más de 1.100 muertos el año pasado.

La región de Mindanao es escenario desde hace décadas de conflictos entre el Gobierno y grupos terroristas locales, de los que varios se han adscrito al EI, como Maute, Abu Sayyaf o los Luchadores Islámicos para la Liberación del Bangsamoro.