La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Meis (Pontevedra), identificado como A.L.C., de 37 años, acusado de un supuesto delito de corrupción de menores, relacionado con fotografías y conversaciones de contenido sexual a través del teléfono móvil, con una niña de 11 años.

Según ha informado el Instituto Armado, la Guardia Civil abrió una investigación a principios de este mes tras tener conocimiento de que una joven, menor de edad, podía ser víctima de un delito de corrupción de menores y acoso sexual.

Los hechos fueron denunciados en el Puesto Principal de la Guardia Civil de Lalín por la madre de la menor, al comprobar que en el teléfono móvil de su hija había registradas varias conversaciones de carácter sexual con intercambio de fotografías íntimas.

A raíz de la investigación llevada a cabo por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Lalín, se pudo comprobar que la menor había mantenido varias comunicaciones de este tipo, al menos con dos varones, mayores de edad, por medio de las aplicaciones de mensajería móvil de WhatsApp y Frim.

"En ambos casos, se pudo constatar que los dos varones hablaban explícitamente de sexo con la menor y le pedían fotografías íntimas, a pesar de que ella, aunque les mintió en la edad, les había dicho que tenía 14 años", explican las mismas fuentes.

Una vez constatado que la menor les había mandado las fotografías íntimas que les habían pedido y que estas dos personas, aún conociendo la edad de la menor, no habían cesado con sus conversaciones y pretensiones de carácter sexual, la Guardia Civil activó el protocolo para su identificación y detención.

Como resultado de las gestiones realizadas, el pasado 23 fue detenido A.L.C.., de 37 años, vecino de Meis, como presunto autor de un delito de corrupción de menores, quien ha sido puesto a disposición del juzgado de Instrucción de guardia de Lalín.

INVESTIGACIÓN ABIERTA

La investigación continúa abierta para localizar y detener al segundo de los autores implicados en el mismo delito, que ya ha sido identificado.

Ante este tipo de delitos, la Guardia Civil reitera "todos y cada uno de los consejos que se están impartiendo en las charlas informativas que se están llevando a cabo los centros de enseñanza en el marco del Plan Director para la convivencia y la mejora de la seguridad en los centros educativos y en sus entornos".

Uno de los objetivos de los talleres informativos que imparte la Guardia Civil en el marco del Plan Director, explica la Benemérita, consiste en "formar y prevenir a los jóvenes sobre los riesgos que conlleva el uso irresponsable de Internet y las nuevas tecnologías" y, sobre todo, "incentivar a los padres para que se involucren activamente en el problema y supervisen la actividad de sus hijos en las redes sociales".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.