Un delfín nada en el entorno de Cabo Tiñoso
Un delfín nada en el entorno de Cabo Tiñoso UA

La investigación 'Camonmar2: Bases para la Planificación Espacial del Área Marina de Cabo Tiñoso y valles submarinos del Escarpe de Mazarrón' tiene como objetivo "mejorar el conocimiento de hábitats de especial interés pesquero y ambiental para lograr la optimización de la gestión del área de Cabo Tiñoso y los valles submarinos del Escarpe de Mazarrón (CTEM)".

En un comunicado, la investigadora principal, Francisca Giménez, ha asegurado que pretenden "ampliar la información base para una correcta regulación de las actividades que tienen lugar en la zona de estudio e identificar los denominados 'puntos calientes' para la conservación de las especies claves para la conservación, principalmente cetáceos como pueden ser la 'Tursiops truncatus', 'Caretta caretta', 'Grampus griseu' o 'Mola mola', entre otras".

El proyecto arranca con la previsión de realizar once acciones encaminadas a fomentar la información, concienciación y cooperación, además de involucrar a los sectores socioeconómicos y a los usuarios del mar en la corresponsabilidad de la gestión marina.

Para ello se realizarán múltiples actividades en el año 2018, como jornadas y talleres que permitirán poner en valor la biodiversidad marina y la pesca artesanal.

Para este proyecto la UA tiene como socio al Instituto del Agua y del Medio Ambiente (INUAMA) de la Universidad de Murcia y cuenta con la colaboración de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través del Programa Pleamar, y está cofinanciado por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP).

CAMONMAR2

CAMONMAR2 ha sido uno de los 43 proyectos aprobados en la convocatoria del año 2017 del Programa Pleamar, que coordina la Fundación Biodiversidad, y cuenta con una dotación de 216.096,80 euros.

El área marina objeto de estudio, situada frente al Cabo Tiñoso CTEM, en el sureste de la península ibérica, en la costa de la Región de Murcia (entre Águilas y Cabo de Palos), posee una gran diversidad de especies, hábitats y comunidades.

"Los estudios realizados en la zona apuntan a una calificación ecosistémica de alto valor ecológico y gran importancia tanto regional como estatal y europea", ha explicado Giménez.

Por ello, esta franja litoral "ha ido adquiriendo diferentes figuras de protección en los últimos años". En ella confluyen parte del LIC 'Franja litoral sumergida de la Región de Murcia' y de la ZEPA 'Espacio marino de los Islotes Litorales de Murcia', además de

la ZEPA 'Isla de Las Palomas', el ZEC 'Valles sumergidos del escarpe de Mazarrón' y la Reserva Marina del Cabo Tiñoso.

Su importancia y la declaración de estas figuras de protección, no obstante, "no aseguran una buena gestión de las áreas marinas, ni la consecución de objetivos de conservación, protección de la biodiversidad y sostenibilidad de actividades económicas", ha lamentado la investigadora.

De ahí que el objetivo fundamental del proyecto sea el de mejorar el conocimiento para la gestión integrada y efectiva, generando la información base para la toma de decisiones a la hora de regular la actividad en Área Marina Protegida CTEM.

Consulta aquí más noticias de Alicante.