Juan Ignacio Zoido
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, durante su comparecencia ante los medios de comunicación para anunciar un paquete de medidas para luchar contra el terrorismo. MINISTERIO DEL INTERIOR

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha pedido perdón a los afectados por el colapso de la AP-6 los días 6 y 7 de enero, que dejó atrapados a miles de conductores debido a la nieve, y ha dicho que en ningún momento el Gobierno ha responsabilizado a los conductores.

Más bien, ha dicho Zoido en la Comisión de Interior del Congreso donde comparece para explicar esa situación, "se ha hecho una reflexión de por qué a algunos no les llegaron los avisos o por qué algunas recomendaciones no fueron atendidas por otros".

"Pero en ningún caso para culparles, sino para hacer autocrítica de cómo podemos mejorar los canales de comunicación para llegar a todos los conductores y concienciarles en estos casos", ha dicho.

Aunque aún no se puede dar por segura su aplicación, porque por ahora son meras propuestas, los diferentes especialistas, tanto en movilidad, como en gestión de carreteras y en emergencias, consideran que algunas medidas contribuirían a mejorar la coordinación y a ofrecer una respuesta más rápida y efectiva en casos como el de la AP-6, ha dicho Zoido.

Una de esas propuestas es que en las operaciones especiales de Tráfico en periodo de vigencia del Plan de vialidad invernal "haya siempre un representante de todas las concesionarias de las vías presente en el centro de gestión de Tráfico", según el ministro.

Otra de las medidas estudiadas es que en casos similares la decisión de abrir o cerrar una vía concesionada corresponda en última instancia a la Dirección General de Tráfico.

Medidas para que la DGT pueda activar a la UME

También que los pasos de las medianas en las vías que se puedan ver afectadas por temporales estén abiertos o practicables, así como que la DGT, Protección Civil o la Dirección General de Carreteras puedan activar a la Unidad Militar de Emergencias (UME) en casos de bloqueos de carreteras por temporal.

De este modo, se ampliaría el número de organismos que hasta ahora pueden hacerlo, como las delegaciones de Gobierno y las comunidades autónomas, aunque sin menoscabar las competencias de estas administraciones.

Cuando aún no han transcurrido 48 horas desde la comparecencia también en la Cámara Baja del director de Tráfico, Gregorio Serrano, para explicar la gestión de la DGT en ese colapso, el ministro ha ofrecido este miércoles también detalles de lo que ocurrió ese fin de semana y ha afirmado que hubo "coordinación y planificación", a la vez que ha precisado que las decisiones de la concesionaria, Iberpistas, "no fueron correctas".

Mientras, por parte de las distintas áreas del Gobierno "se hizo todo lo posible para evitar que se produjeran incidencias".