Vehículo policial. Archivo
Vehículo policial. Archivo Europa Press

El joven presuntamente le pidió su teléfono móvil para pedir ayuda pero, en su lugar, desconectó el dispositivo para inmediatamente introducirla en el portal y agredirla sexualmente. Mientras se estaba cometiendo la agresión, unos vecinos del inmueble accedieron al portal, por lo que la víctima aprovechó la situación para huir de su agresor.

La chica se presentó en la Comisaría Provincial de Alicante para interponer denunciar por los hechos y se hizo cargo del asunto la Brigada Provincial de Policía Judicial. Los investigadores, tras una serie de pesquisas policiales, lograron ubicar tanto el lugar exacto donde se llevó a cabo el ataque contra la libertad sexual como la identidad del presunto agresor, a quien se detuvo la noche del día 16 de enero.

El joven detenido ha sido puesto a disposición del juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Alicante acusado de delito de agresión sexual.

Consulta aquí más noticias de Alicante.