Ursula K. Le Guin
La escritora estadounidense Ursula K. Le Guin, en 2008. WIKIMEDIA COMMONS

La escritora estadounidense Ursula K. Le Guin, una de las principales referencias universales en la literatura de ciencia ficción, ha fallecido a los 88 años de edad en su casa de Portland (Oregón, Estados Unidos), según confirmó este martes su familia.

Entre las obras de la célebre autora, nacida en Berkeley (California), en 1929, destacan clásicos como La mano izquierda de la oscuridad, Los desposeídos, El nombre del mundo es bosque o Un mago de Terramar, con el que inició, en 1968, la conocida como serie de Terramar, una saga que en 1972 contaba ya con tres novelas más.

Le Guin, quien, además de más de una veintena de novelas, también escribió una decena de libros de poesía, más de un centenar de relatos cortos y varios libros infantiles, logró numerosos reconocimientos y galardones a lo largo de su dilatada carrera, entre ellos, varios premios Hugo y Nébula. Sus libros han sido traducidos a más de 40 idiomas.

En el año 2003 recibió el título de "Gran Maestra" de la Asociación de Escritores de Ciencia Ficción y Fantasía de Estados Unidos (SFWA, por sus siglas en inglés), convirtiéndose en la primera mujer en obtener esta distinción. El premio se otorga a aquellos escritores vivos del género que hayan destacado por su fructífera carrera, y entre los galardonados se encuentran nombres de la talla de Arthur C. Clarke, Damon Knight, Isaac Asimov o Brian W. Aldiss.

Feminismo y humanismo

Ursula K. Leguin se consideraba a sí misma una mujer feminista, y en su obra exploró igualmente muchos de sus intereses, incluyendo las ciencias sociales y la psicología, el taoísmo, o el anarquismo.

La escritora destacó por su gran capacidad para crear mundos fantásticos, pero creíbles, habitados por personajes profundamente humanos, independientemente de que puedan ser calificados técnicamente como tales. Los conflictos representados en sus libros solían tener su raíz en choques culturales que acababan resolviéndose de manera pacífica.

"La serie Terramar se vio claramente influenciada por la trilogía de El Señor de los Anillos, de J. R. R. Tolkien", señaló el diario The New York Times. "Pero en lugar de una guerra santa entre el bien y el mal, las historias de Le Guin se organizan en torno a la búsqueda de un equilibrio entre fuerzas enfrentadas", añadía.

"Su mente se mantuvo aguda hasta el último momento", ha expresado su hijo Theo Downes-Le Guin, en declaraciones recogidas por Europa Press. "Nunca dejó de escribir. Incluso se sorprendía a sí misma escribiendo historias hasta hace unos dos meses", añadió.

En 2016, el propio The New York Times la describió como "la mejor escritora estadounidense viva de ciencia ficción", si bien ella dijo que prefería ser conocida simplemente como "una novelista estadounidense".

Desde 1958 Le Guin vivía en Portland, donde nacieron sus tres hijos.