Fue una de las sensaciones del pasado año en el Museo del Prado. Cai Guo-Qiang se convertía en el primer artista vivo que concebía obra inédita para la pinacoteca en sus 200 años de historia. Este artista chino, uno de los más internacionales de su país y conocido por sus originales proyectos pictóricos de explosión con pólvora, presentaba en octubre El espíritu de la pintura, su particular homenaje a las obras de El Greco que le han inspirado desde su juventud.

Al mismo tiempo que el artista concebía las obras de esta exposición, parte de las cuales se crearon in situ en el Salón de Reinos del Prado, la realizadora Isabel Coixet recogía en un documental titulado también El espíritu de la pintura este fascinante proceso de gestación y creación.

Una versión corta del mismo, de 20 minutos de duración, forma parte de la muestra que todavía puede visitarse hasta el próximo 4 de marzo. Ahora, MoviStar Xtra estrena la versión completa de 50 minutos de duración el próximo lunes, 29 de enero, a las 22.00 horas, y estará también disponible en formato DVD a partir del próximo mes de febrero.

Rodado en 4K (una resolución de pantalla cercana a los 4.000 píxeles, cuatro veces más alta que el full HD) en varias localizaciones de Madrid y Nueva York y con música original de Remate, la pieza permite al espectador presenciar el proceso creativo de las obras convirtiéndose en testigo privilegiado.

A través de la voz en off del artista, el espectador escuchará sus pensamientos, investigaciones y experimentaciones con la pólvora en su pintura

"A través de la voz en off del artista, el espectador escuchará sus pensamientos, investigaciones y experimentaciones con la pólvora en su pintura. Entenderá cómo Cai plasma el pasado en el presente reinterpretando ambos. Sentirá la estrecha relación entre la espiritualidad y el arte. Se emocionará, a través de las imágenes, con la pureza de los colores, el olor de la pólvora, los detalles de cada pintura, la sensualidad de las explosiones incontrolables y la belleza y la conmoción que trasmite el momento mágico de finalización de una obra hasta traspasar la pantalla", dice el museo.

La directora, que opta a 12 Premios Goya el próximo 3 de febrero por su largometraje La librería, añade: "admiro a Cai desde hace muchísimo tiempo. La inundación que hace en el cielo de colores, fuego y resto de pólvora le conectan con algo elevado, místico y claramente único. Me ha encantado tener la oportunidad de poder retratar este proceso, de colarme en la intimidad y de los momentos de inspiración de un artista que admiro, y de poder espiar sentados en una mesa charlando a Cai Guo-Qiang con Velázquez, Rubens, el Greco o Goya"
.