El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia ha considerado que la dimisión del concejal de Fomento, Roque Ortiz, "era necesaria por una cuestión de ética pero es insuficiente porque sus palabras destapan la caja de los truenos y evidencian que la forma de gobernar del PP se basa en hacer favores a cambio de votos, una forma de funcionar que el alcalde, José Ballesta, no ha querido eliminar de su gobierno, por tanto, esta dimisión no resuelve el problema de fondo".

Para el Grupo Municipal, con la dimisión de Ortiz "no se soluciona la gravísima sospecha que pesa en el Ayuntamiento de Murcia, en el que se hace urgente abrir cajones y despejar cualquier duda acerca de prácticas clientelares y que podrían ser constitutivas de delito", según informaron fuentes del PSOE en un comunicado.

"Roque Ortiz es solo la cabeza de turco, ha sido el vocero, pero el daño lo está haciendo el PP al completo desde hace 23 años y en una institución como es el Ayuntamiento que representa a casi medio millón de ciudadanos. Nuestra responsabilidad es restaurar la credibilidad en esta institución, que seguirá deteriorada pese a la dimisión del concejal", afirma el PSOE.

Consulta aquí más noticias de Murcia.