Los grupos de la oposición en el Parlamento gallego han mostrado su apoyo a una iniciativa del BNG para exigir que se actúe ante la saturación de los servicios de urgencias por el pico de la gripe.

La propuesta no saldrá adelante por el posicionamiento en contra del PP, que ha asegurado que "la Xunta puso las medidas en cuanto a personal y habilitación de camas".

El debate de esta proposición no de ley, que se votará este miércoles, se ha desarrollado este martes en el pleno de la Cámara autonómica, donde la diputada del Bloque Montse Prado ha clamado por que los populares "abandonen la táctica de esperar a que escampe después de la tormenta" y adopte "un cambio de rumbo" en este ámbito.

Para la parlamentaria nacionalista, es necesaria otra "hoja de ruta" que signifique "empezar a apostar por la sanidad pública", y dotarla "de medidas para que las unidades de hospitalización estén funcionando". Los profesionales, según ha llamado la atención, están "al límite".

Por parte de En Marea, Eva Solla ha denunciado la "ausencia de personal suficiente en la globalidad del sistema público de sanidad", ante lo que ha criticado que "parece que no pasa nada" y que "para el PP todo está bien", con lo que la "culpa" es "de la gente por acudir a urgencias y no esperar las listas de espera".

"UN DESASTRE"

Solla ha censurado que no se tomase "ni una sola medida que evitase que la gente tuviese que pasarse el día aparcada en un pasillo" y ha instado al PPdeG a "reconsiderar" esta situación, en la que "los contratos que se están haciendo los están firmando cada 15 días". "Así es imposible, esto es un desastre", ha aseverado.

Al "habitual desorden y desconcierto" se ha referido, por parte del PSdeG, Julio Torrado, quien ha acusado a la Xunta de "incompetencia" para gestionar las urgencias en el pico de la gripe y ha avisado de que los profesionales, sometidos a un "esfuerzo sobrehumano", están "abandonados a su suerte", con una consellería "desaparecida".

En este contexto, ha resaltado que "hay que tener un poco de previsión" y ha exigido "recursos", ante la posibilidad de que en las próximas semanas se produzca otro gripe del virus. "O vamos a tener el mismo problema", ha alertado.

"PROBLEMA EUROPEO"

En su turno, el portavoz del PPdeG en el debate, Aurelio Núñez Centeno, ha afirmado que se está ante un problema que "no es gallego", sino "europeo, de todos los hospitales", y ha subrayado que la Xunta "puso las medidas en cuanto a personal y habilitación de camas" en un contexto de "saturación" que "se produce en todos los hospitales" de todas las comunidades.

Acostumbrado, según él, "a oír hablar del apocalipsis de la sanidad gallega", Núñez Centeno ha reprochado a la oposición que diga "cualquier cosa", y ha rechazado la utilización del término colapso, ya que "da a entender que se para la actividad, y no se para".

Asimismo, ha tirado de hemeroteca -incluida la época del bipartito- para trasladar la idea de que en determinadas épocas se suelen producir estas saturaciones, ante las que el Sergas "pone en marcha planes de contingencia" con "refuerzos de personal" y cubre "todas las bajas".

Por otra parte, también ha aludido a una utilización "excesiva" de las urgencias para cuadros a los que no les correspondería este servicio, y ha llamado a "todos colaborar" para "mejorar" el panorama.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.