Según ha recordado el Ayuntamiento de Bilbao, Farolín es "un o una bilbaíno o bilbaína -aunque no haya nacido en el mismo Bilbao-, que se distingue notablemente en su actividad profesional o pública, alardeando además de su condición botxera, y cuyo principal lema podría ser Semper Plus Ultra (Siempre Más Allá)".

Por su parte, Zarambolas es "un pancho o una pancha, una persona de Bilbao a la que nada le afecta ni le cambia la vida" y que "adalid del buen vivir, su modo de vida se sintetiza en el Carpe Diem".

El juicio entre Farolín y Zarambolas surgió en 1984 para instituir en los carnavales de Bilbao "uno de los elementos más representativos de las Carnestolendas tradicionales y rurales, donde se juzgaba y condenaba a los malos de cada año", ha explicado el Consistorio.

En el caso de la villa, se optó por dar al tema "un tratamiento txirene, evitando la ecuación bueno-malo y optando por un galardón en tono humorístico con el propósito de poner en solfa la dualidad de la personalidad arquetípica de los bilbaínos".

MIKEL MARTÍNEZ Y LA BASU

Mikel Martínez forma parte de Ez dok hiri bikoteatroa, un grupo que ha creado, producido e interpretado un buen número de obras teatrales con estilo propio, basadas en diálogos muy irónicos entre dos actores-personajes e íntegramente en euskera. Además, Mikel Martínez regenta el tradicional Café Bilbao de la Plaza Nueva bilbaína, conocido, entre otras muchas cosas, por su notable decoración carnavalera.

Por su parte, Elena Caballero, más conocida como 'La Basu', es una de las referentes de la escena Hip-Hop actual, tras años recorriendo los escenarios de Euskadi para llenar las plazas de música rap en euskera. Junto a Aneguria, 'La Basu' es una de las responsables del proyecto 'Eskina Femenina' cuyo objetivo es, precisamente, dar a conocer y difundir el rap en euskera

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.