Los puntos seleccionados para llevar a cabo esta experiencia se encuentran situados enfrente de los colegios públicos de Kueto, Vista Alegre y Markonzaga, mientras que el cuarto dispositivo se colocará a la altura del número 14 de la calle Vía Galindo por ser ésta una vía de tráfico intenso de vehículos.

La concejala de Obras y Mantenimiento de Vía Públicas, Leire Fernández, ha explicado que las señales van equipadas con una placa de energía solar y proyectan destellos luminosos "con la finalidad de advertir a los conductores de que se acercan a un paso de peatones peligroso, por el que cruzan muchas personas, sobre todos menores de edad, y lógicamente tienen que frenar y parar la marcha para dar prioridad a los viandantes".

Las luces led tienen una vida estimada de 100.000 horas y van equipadas con un cargador y un acumulador que permiten que la señal funcione ininterrumpidamente las 24 horas del día. Otra de sus características es que tienen un acabado reflectante y una lámina transparente antigrafiti que permite la limpieza de pintadas sin dañar los materiales.

Fernández ha dicho que si el Ayuntamiento queda satisfecho con el resultado que ofrecen estas señales, estudiará su implantación en otros pasos de peatones del municipio.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.