Según ha indicado este martes en un comunicado la Conselleria, el decreto pretende refundir las disposiciones reglamentarias que regulan las indemnizaciones previstas en la Ley reguladora del canon de saneamiento de aguas, vigentes desde principios de los años 90.

Además, trata de adaptar dichas disposiciones a las problemáticas actuales y a la doctrina que los tribunales han ido consolidando sobre varios aspectos de estas indemnizaciones, en consonancia con la aprobación, en 2016, del Texto refundido de la Ley reguladora del canon de saneamiento de aguas.

Desde el Govern han concretado que el objetivo es modificar la reglamentación actual para controlar mejor los costes de la depuración y fomentar las mejoras técnicas o de gestión que puedan reducirlos.

Igualmente, con esta normativa se unificarían en un solo decreto los dos decretos que regulan esta materia actualmente: el Decreto sobre indemnizaciones a ayuntamientos y otras entidades públicas por los costes de conservación, mantenimiento y explotación del servicio de depuración de aguas residuales, y el Decreto sobre indemnizaciones y compensaciones por obras e instalaciones de depuración de aguas residuales.