La Sindicaturas de Cuentas de Baleares realizó un total de 37 recomendaciones técnicas Consell Insular de Mallorca a través del informe de fiscalización económico-financiero de las cuentas generales correspondiente al ejercicio 2015, cuyo resultado general es favorables con excepciones.

En declaraciones a Europa Press, el síndico responsable del área de Consells Insulars, Bernardo Salvá, ha explicado que las cuentas del Consell de Mallorca "representan una imagen fiel de sus balances, presupuestos y ejecución presupuestos", y ha precisado que las "incidencias son de tipo técnico".

A través de un comunicado, la Sindicatura ha informado que ha entregado al Parlament los informes aprobados por el Consejo de la SCIB día 20 de diciembre, de la Cuenta general del Consejo Insular de Mallorca, de Menorca, de Ibiza y de Formentera, respectivamente, del ejercicio 2015.

Así, los informes contienen recomendaciones para mejorar la gestión económico-financiera de las entidades fiscalizadas. Concretamente, 37 respecto al Consell Insular de Mallorca, 18 para Menorca, 25 para Ibiza y 30 para Formentera.

RESULTADO FAVORABLE EN LOS CUATRO CONSELLS

Como resultado de la fiscalización que ha llevado a cabo la Sindicatura, su opinión respecto de la Cuenta de la Administración general de cada uno de los Consell Insulars es favorable con excepciones.

Esto significa que, "salvo por los ajustes que se podrían considerar necesarios si se hubieran podido completar los procedimientos y por las excepciones que se describen en el Informe, dichas cuentas presentan, en general, la información de acuerdo con los principios contables y la normativa legal de aplicación", tal y como indica la Sindicatura en un comunicado.

En el caso del Consell Insular de Mallorca, se ha llevado a cabo una fiscalización del organismo autónomo Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), análoga a la realizada a la Administración general. La opinión de la SCIB respecto de las cuentas anuales de este organismo "también es favorable con excepciones".

Del resto de entidades dependientes de los Consells Insulars, se realiza una revisión formal y un análisis general de las cuentas anuales y de los informes de la Intervención y de auditoría externa. Se exponen los resultados de las auditorías financiera y de cumplimiento de legalidad elaboradas por auditores externos, aunque la SCIB no asume como propias las opiniones y las excepciones que se hayan puesto de manifiesto en ellas.

También se han adjuntado a cada uno de los informes los anexos, que contienen los cuadros y las fichas individualizadas de las entidades analizadas, con los datos más relevantes, además de las alegaciones que ha formulado cada uno de los consejos insulares al informe provisional que en su momento ya emitió la SCIB.

Se trata de unos informes de carácter general y de periodicidad anual, que la SCIB ha llevado a cabo, de acuerdo con el artículo 82 del Estatuto de Autonomía, como "órgano al cual corresponde la fiscalización externa de la actividad económica, financiera y contable del sector público de Baleares", del cual forman parte los Consejos Insulars.

Este Informe incluye una fiscalización de cumplimiento de legalidad (para comprobar la adecuación de las actuaciones de la entidad fiscalizada a las disposiciones legales y reglamentarias a que está sometida) y una fiscalización financiera (para comprobar la adecuación de los estados financieros a los principios y los criterios contables de aplicación, y la fiabilidad de la información que suministran los estados mencionados).