La Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria ha negado que el profesorado y alumnado de Liébana se hayan visto afectados por las obras de mejora que se acometen en el Desfiladero de la Hermida, y asegura que solo afectan a tres docentes, uno de ellos a media jornada, a los que se ha ofrecido utilizar el transporte escolar.

Así lo asevera el departamento que dirige Francisco Fernández Mañanes en un comunicado difundido este martes, después de que el sindicato ANPE denunciara ayer que más de cien profesores de centros lebaniegos estén sufriendo las consecuencias derivadas del cierre de la carretera y cortes de tráfico, y criticara también la "falta" de previsión, información y soluciones del departamento.

Sin embargo, la Consejería afirma que desde el anuncio de los trabajos están en "permanente contacto" con los centros educativos y familias del alumnado de Liébana, a través de la Inspección Educativa.

Aseguran que se ha desarrollado una "coordinación continua y fluida" con el IES, el colegio y el colegio rural agrupado, en la que se detectó que "únicamente tres profesores, y uno a media jornada, se verían afectados por el inicio de estas obras", por lo que se les ofreció "como solución" el uso del transporte escolar y acudir con los alumnos desde la Hermida.

Por este motivo, Educación rechaza que exista un problema en estos centros y niega las acusaciones del sindicato ANPE, que "alerta de forma innecesaria" y "exagera de forma poco rigurosa" sobre los datos del profesorado que trabaja en la comarca lebaniega, y que "no es de un centenar".

En el caso del colegio rural agrupado, al verse afectada la escuela de La Hermida, desde el Servicio de Inspección se articuló una propuesta para intensificar y concentrar la atención del profesorado itinerante en un único día, autorizándoles a realizar la itinerancia por un recorrido alternativo existente. Pero "en ningún caso la maestra tutora de la Escuela de Hermida se ve afectada por esta situación al no residir en Potes".

Además, la Consejería ha puesto a disposición del profesorado y alumnado afectado la Escuela Hogar, radicada en la capital lebaniega, y está previsto, si fuera necesario, arbitrar trayectos especiales cuando se inicien las obras que afectan al resto de los puentes de la Hermida.

Por último, y en lo que respecta a los alumnos del pueblo de Allende se acordó con las familias que pudiesen acudir en el transporte del instituto y asistir gratuitamente a la ludoteca de madrugadores, con la que se mantiene un acuerdo a través del ayuntamiento de Potes, para incorporarse con el resto de niños que viven en esta localidad habitualmente.

De este modo, el Gobierno de Cantabria rechaza las críticas de ANPE y asegura que desde la Consejería se han articulado y puesto a disposición de los docentes y el alumnado "todos los recursos posibles para reducir al mínimo las posibles incidencias que estas obras puedan suponer a la hora de asistir a sus puestos de trabajo y a los centros educativos", respectivamente.

RATIO DE ESTUDIANTES POR AULA

Por otro lado, Educación ha expresado su desacuerdo con las críticas del sindicato STEC que aseguran que este departamento incumple las ratios de estudiantes por clase pactadas para estos niveles.

Según el departamento de Fernández Mañanes, hay 481 aulas de Educación Infantil de las cuales cuatro superan la ratio. Por su parte en Primaria hay 1.106 aulas y de entre ellas "sólo diez" superan la ratio de 25 alumnos.

En algunos de estos casos el motivo es "la falta de espacio y aulas en los propios centros", derivada de la incorporación "tardía" de los alumnos, y todas ellas cuentan con profesores "suficientes" para hacer desdobles o refuerzo y apoyar esas decisiones, "tomadas dentro de la autonomía pedagógica y de gestión de los propios centros".

La ratio en los centros de Educación Infantil y de Primaria es de 20,66 y 20,63, respectivamente, sobre una ratio legal de 25 alumnos, recuerda la Consejería, para añadir que en Secundaria es del 24,17 sobre una ratio de 30 alumnos.

En esta última enseñanza hay 46 grupos con más de 25 alumnos, de los cuales "únicamente cuatro" alcanzan los 31 alumnos, entre un total de 625 grupos.

La Consejería de Educación recalca por último que estas cifras demuestran su "voluntad" de mantener los compromisos acordados con la Junta de Personal Docente, en junio de 2016, para disminuir la ratio en las aulas y mejorar la calidad educativa por lo que hace un llamamiento a STEC para que "deje de crear un alarmismo innecesario confundiendo a la sociedad cántabra".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.