Según fuentes de la Comisaría Provincial, el presunto autor accedió al interior del centro al escalar por unas tuberías de la fachada, hasta poder acceder al interior por una ventana de la primera planta, y, sobre las 1.25 horas de este martes fue sorprendido por el empleado cuando salía de una de las habitaciones,

En concreto, el trabajador explicó posteriormente a la policía que había visto salir al presunto autor de los hechos, un hombre de 47 años y con 38 antecedentes, de una de las habitaciones, cuyo morador no se había dado cuenta de su presencia, y al llamarle la atención, porque era totalmente desconocido, huyó a la carrera, aunque le alcanzó, le inmovilizó y llamó a la Policía.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.