El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha defendido este martes que los XVIII Juegos Mediterráneos que organizará Tarragona son ejemplo de los buenos resultados que hay cuando existen un "trabajo conjunto" entre varias administraciones.

Lo ha dicho en un discurso institucional tras inaugurar las obras de remodelación del estadio del Gimnàstic de Tarragona, que se han hecho coincidiendo con el certamen deportivo y es que este campo, entre otras cosas, acogerá la ceremonia inaugural y la de clausura.

"El trabajo conjunto es la mejor respuesta a nuestra tarea: servir a todos los ciudadanos y trabajar por el interés común", ha resumido el también ministro de Educación, Cultura y Deporte, que ha destacado que la inversión del Estado en los Juegos supera los 15 millones de euros.

Ha calculado que las inversiones de empresas privadas relacionadas con este evento rondarán los 25 millones de euros, y ha recordado que para facilitarlas estas mismas empresas podrán acogerse a importantes exenciones fiscales.

Méndez de Vigo también ha destacado la magnitud de un evento así con cifras cómo que participarán 4.000 deportistas de 3 continentes y 26 nacionalidades, acogerán a 1.000 jueces, colaborarán con estos Juegos más de 1.000 voluntarios y se esperan más de 150.000 espectadores.

Ha defendido que el certamen forma parte del legado de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 y ha señalado que los valores olímpicos son los de "la unión, el trabajo, el equipo y el entendimiento", y así se volverá a demostrar en Tarragona.

UN AÑO DE RETRASO

En declaraciones a los periodistas tras el discurso, ha defendido que el certamen se haya retrasado un año para "coge más fuerza y más financiación", y ha vaticinado que seguirán la estela de la cita olímpica barcelonesa y serán unos grandes juegos.

Preguntado por si el clima político en Catalunya puede afectar negativamente al certamen, ha confiado en que no será así: "En la vida hay tiempo para todo.

Tiempo para hacer política y tiempo para disfrutar del deporte y espero que sea una gran fiesta del deporte".

Méndez de Vigo se ha mostrado convencido de que la gente irá a los acontecimientos deportivos a "animar a los deportistas" y ha seguir sus marcas, y no a otras cuestiones.

VACACIONES EN COMA-RUGA Méndez de Vigo ha explicado que el Nàstic tiene un lugar especial en su "corazoncito" porque cuando era pequeño veraneaba en Coma-ruga, una localidad costera próxima, y entonces su equipo de fútbol era el de la capital tarraconense.

También ha intervenido el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), que ha asegurado que la organización de los Juegos ha servido para "tender puentes y cohesionar el territorio" y se ha mostrado convencido de que marcarán un antes y un después para la zona.

El presidente del club, Josep Maria Andreu, ha dicho que las obras de remodelación del estadio, cifradas en más de un millón de euros, son el ejemplo del impacto positivo que tendrán los Juegos en la "mejora" de infraestructuras deportivas de la provincia de Tarragona.

Han participado también en la inauguración de las obras el delegado del Gobierno, Enric Millo, y el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Ramón Lete, entre otrios, y en representación del Govern ha acudido el secretario general de Deporte, Gerard Figueras.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.