Según el Ejecutivo andaluz, con esta decisión se regulariza la situación patrimonial de esta parcela de 17.300 metros cuadrados, donde la Junta construyó el centro educativo en 1987.

El instituto, bilingüe español-inglés y español-francés, tiene capacidad para más de 600 alumnos atendidos por 50 docentes. Actualmente, imparte las enseñanzas de Educación Secundaria Obligatoria y los bachilleratos de Ciencias y Humanidades y Ciencias Sociales.

Entre otras instalaciones, dispone de una zona docente integrada por 20 aulas polivalentes, dos de Tecnología, dos de Plástica, una de Informática y una de Música, además de biblioteca, dos laboratorios, gimnasio y pistas deportivas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.