Carmen Vela visita el IBGM
Carmen Vela visita el IBGM EUROPA PRESS

La secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, ha defendido la importancia que el mecenazgo tiene en la financiación de la investigación de un país y que resulta "complementario" con la "responsabilidad ineludible" que en la materia tiene, a su juicio, la Administración.

Así lo ha señalado este martes tras visitar las instalaciones del Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM) de la Universidad de Valladolid (UVA), un centro mixto participado por esta Institución académica y por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

En declaraciones recogidas por Europa Press, Vela ha recordado que en los países anglosajones el mecenazgo supone un porcentaje "muy importante" de la financiación que reciben los proyectos de investigación, algo que "no está muy asentado" en España.

En cualquier caso, la secretaria de Estado ha defendido que el papel de entidades y mecenas privados no es "sustitutiva" del que debe realizar la Administración, sino que han de ser "complementarios", al tiempo que ha admitido que la segunda "tiene que estar por delante".

No obstante, Carmen Vela ha defendido la labor del Estado "a pesar de las dificultades" por las que ha pasado el país con motivo de la crisis económica y ha opinado que su aportación a la investigación es "más de lo que parece, pero menos de la que se necesita".

5.000 INVESTIGADORES MÁS

La responsable de I+D+i del Gobierno de España ha recordado que desde 2014 se está recuperando el número de investigadores en el sistema, con 5.000 nuevas incorporaciones en el último año y ha defendido la colaboración entre CSIC y universidades como las de Valladolid, ya que estas sostienen "más del 60 por ciento de la investigación en España", mientras que el Centro Superior de Investigaciones Científicas supone un referente "en excelencia y retorno a la sociedad".

Así, ha apostado por el "equilibrio" entre la investigación teórica y sus aplicaciones prácticas para lograr "la mejor ciencia y que esta revierta en los ciudadanos lo antes posible".

Por su parte, el rector de la UVA, Daniel Miguel, ha puesto el foco en la necesidad de retener a los investigadores, por lo que ha abogado por desarrollar más programas postdoctorales que les permitan seguir desarrollando sus investigaciones en España, puesto que "es absurdo formar doctores para que ejerciten su carrera fuera".

Miguel también ha apostado por la internacionalización de los programas de investigación y aumentar el número de personal para continuar su formación.

Por su parte, la secretaria de Estado ha significado que en otros países del entorno de España los investigadores postdoctorales son asimilados por el sector de la I+D+i empresarial, algo que "aquí no está tan desarrollado", lo que reduce sus posibles salidas laborales.

IBGM

Entre las principales líneas de investigación en que trabaja el IBGM están las células madre, los estudios oncológicos, cardiovasculares o sobre la diabetes, como ha destacado su director, Jesús Balsinde, quien ha situado los trabajos de este centro "en primera línea internacional".

Durante su visita, Carmen Vela ha conocido los laboratorios del servicio de células madre, el servicio de microscopía, el de lípidos bioactivos y lipidómica y el de 'splicing' y susceptibilidad a cáncer.

El IBGM se sustenta sobre una actividad investigadora de excelencia y, por otra, impulsar la transferencia de resultados y tecnología a la sociedad y al sector productivo. Su labor está encaminada a dotarse de una singularidad científica que le permita gozar de una situación de referente nacional e internacional.

El Instituto nació en torno a un grupo de profesores de la sección de Medicina del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular y Fisiología de la Universidad de Valladolid que integraron su proyecto científico con el de grupos de investigación de los Departamentos de Pediatría y Anatomía. La incorporación de dos grupos del CSIC procedentes de Madrid marcó el comienzo del proceso de formación del centro mixto, con la constitución de una Unidad Asociada al CSIC en 1994.

El centro mixto como tal se creó el 10 de febrero de 1998 y se radicó inicialmente en las plantas cuarta y quinta de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid. En 2005 el IBGM se trasladó a su sede de la calle Sanz y Forés. El edificio fue bautizado el 19 de octubre de 2011 como Edificio Benito Herreros en honor de quien fuera su primer director y tiene una superficie total edificada de 3.200 metros. El Instituto mantiene además espacios en la quinta planta de la Facultad de Medicina.

El IBGM es un centro multidisciplinar donde se desarrollan proyectos encaminados a entender los mecanismos utilizados por las células para llevar a cabo sus funciones básicas en diferentes sistemas y tejidos, desde el ámbito estrictamente molecular hasta los niveles más complejos de integración que determinan el funcionamiento de todas nuestras células tanto en condiciones fisiológicas como en situaciones patológicas.

El Instituto aloja 21 grupos centrados en el estudio de la fisiopatología molecular y celular de enfermedades de alta incidencia, como son las cardiovasculares, respiratorias, metabólicas, neuro-degenerativas y tumorales.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.