Negueruela en rueda de prensa en Menorca
Negueruela en rueda de prensa en Menorca CAIB

El conseller de Trabajo, Comercio e Industria, Iago Negueruela, ha indicado este martes durante la presentación del Plan en Menorca que uno de los retos más importantes para la isla es la creación de 1.000 nuevos puestos de trabajo en el sector de la industria.

En esta línea, ha señalado que, del importe total para Menorca, la Dirección General de Política Industrial ya ha presupuestado más de 4,2 millones para el ejercicio de 2018.

Negueruela ha afirmado que se trata de un "proyecto ambicioso a medio y largo plazo" y ha remarcado la "importancia capital que tiene Menorca" en el desarrollo del Plan, que se espera que actúe "de efecto tractor" del peso industrial menorquín a las otras islas.

Para el desarrollo del Plan se ha estimado un presupuesto general de 105 millones de euros, que se distribuirán en los siete años de vigencia. La Dirección General de Política Industrial ya tiene presupuestados 12,5 millones de euros dirigidos a varias líneas de inversión para fortalecer el sector en 2018.

"Se trata, por tanto, de un plan estable, de presente y de futuro a medio plazo, que ha territorializado las necesidades de cada isla en relación a los sectores productivos predominantes, y que se encuentra en consonancia con las estrategias europeas de reindustrialización", ha señalado el conseller.

También ha destacado el consenso de todos los sectores participantes en los meses de debate y elaboración del plan, tanto por parte de las empresas y las organizaciones industriales, como de todas las administraciones locales que han colaborado.

Los retos fundamentales del documento aprobado este lunes son, entre otros, el incremento del peso del sector industrial en el Valor Añadido Bruto (VAB) de Baleares hasta llegar al 9 por ciento.

También se quiere conseguir una inversión productiva total en mejoras tecnológicas de los procesos industriales de 150 millones de euros; la creación y consolidación de 12 clústers industriales que agrupen de forma activa en más de 600 empresas; el aumento del empleo de la industria manufacturera en un 12 por ciento, que se tradujo en la creación de 3.000 nuevos puestos de trabajo; el incremento de la transformación digital del sector secundario para acometer el desafío de la industria 4.0 y, finalmente, lograr que el 20 por ciento de las empresas industriales lleven a cabo procesos de exportación de su producción.

Entre las actuaciones más destacadas, Negueruela se ha referido al establecimiento de líneas de ayudas y subvenciones a la modernización tecnológica y digital, con subvenciones para la renovación y adquisición de equipamientos industriales, incluidos los sistemas de impresión digital, de producción distribuida, la gestión automatizada de stocks y otras herramientas informáticas.