Javier Fernández
Javier Fernández ARMANDO ÁLVAREZ

En un desayuno informativo organizado por el Foro de la Nueva Economía, a Fernández, quien dirigió la Gestora del PSOE tras la dimisión de Pedro Sánchez y hasta las primarias que le devolvieron a la secretaría general del partido, se le han recordado las palabras del ahora portavoz del partido, Oscar Puente, quien, en la campaña de las primarias, acusó a la Gestora de poner "el culo en pompa" al PP, por la abstención que permitió la investidura de Mariano Rajoy.

"Es evidente que yo pacté. Está bien cuando se rectifica en la buena dirección", ha respondido después de justificar esa abstención porque era mejor "un gobierno en minoría" de Rajoy que otro "en mayoría", dado que el líder del PP ha acreditado que "con mayorías no negociaba".

"Puede resultar sorprendente, pero me parece bien", ha comentado sobre la búsqueda de consensos entre Rajoy y Sánchez, que regresó a los mandos de Ferraz precisamente haciendo bandera del "no es no" a Rajoy, desde su condición de líder defenestrado del partido por sus críticos y diputado

que renunció a su escaño para no tener que votar la investidura de Rajoy.

EL PROYECTO DEL NUEVO PSOE: "CREO QUE ESTÁN EN ELLO"

Fernández ha reconocido que no habla con frecuencia con Pedro Sánchez. La última vez que conversaron, cree recordar, fue hace "un par de meses". Sin embargo, no ha evitado lanzar dos consejos a la nueva dirección.

Primero, que no renuncie a "los referentes del partido", entre los que ha citado a Felipe González y Alfonso Guerra. "Todos, incluida la dirección actual, deben preservar ese activo", ha subrayado tras señalar que él se reconoce mucho en la figura de Felipe González, quien recientemente confesó que no se sentía identificado en ningún proyecto político de los partidos actuales.

La segunda recomendación que ha dirigido al equipo de Sánchez es que actúe con "visión estratégica a medio plazo" y sin caer en el miedo a las encuestas del momento, que llevan a uno a "posiciones cortoplacistas".

Esa visión estratégica "conlleva la elaboración de un proyecto" político, no sólo propuestas aisladas como a veces, dice, se escuchan. "Creo que están en ello", ha deslizado Fernández, que no se presentará a la reelección en Asturias y quien tampoco dirige ya la federación asturiana, en manos del 'sanchista' Adrián Barbón.

Ese proyecto político que, según él, aún no tiene el nuevo PSOE, debe fijar "unos objetivos", unos medios para conseguirlos y un marco de actuación. Y en ese marco, añade, el PSOE debe actuar como ha hecho siempre, "como un Jano político, con una mirada hacia Podemos para competir con él en la igualdad, y con una mirada hacia el PP para competir en materia de eficacia". Así, argumenta, podría el PSOE conectar con "una aspiración colectiva". "Si lo consigue tendrá éxito, que es lo que yo le deseo", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.