Contenedores de reciclaje
Contenedores de reciclaje EMAYA

Enero comenzó con un porcentaje de recogida selectiva del 17,9 por ciento y a partir de julio se superó el 20 por ciento. El máximo se alcanzó en noviembre con un 23,5 por ciento y finalmente diciembre cerró con un 22,2 por ciento.

La composición de la recogida selectiva en 2017 ha sido de un 5,35 por ciento de residuos de papel y cartón, un 3,6 por ciento de vidrio, un 2,65 por ciento de envases, un 1 por ciento de materia orgánica, un 0,3 por ciento de ropa y un 0,01 por ciento de aceite. Además, hay un 7,8 por ciento de otros residuos como residuos voluminosos, chatarra, escombros y otros materiales recogidos en parques verdes y recogida de trastos.

Se han recogido 174.858 toneladas de residuos de rechazo; 12.438 toneladas de papel y cartón, 8.321 toneladas de vidrio, 6.155 toneladas de envases, 2.143 toneladas de materia orgánica y 712 toneladas de ropa.

Todas las fracciones han experimentado este año incrementos, siempre por encima del incremento de los residuos de rechazo (de un 2,7 por ciento).

El incremento más importante se produce en la recogida de materia orgánica, de un 33,5 por ciento. Esta fracción sólo supone todavía un 1 por ciento del total de los residuos recogidos, aunque según Emaya la puesta en marcha del sistema de recogida móvil en el centro y la recogida puerta a puerta de establecimientos turísticos y comerciales en el centro y la Playa de Palma han permitido el incremento.

También destaca por encima de las otras fracciones del incremento del vidrio, de casi el 13 por ciento; en la recogida de esta fracción también inciden los sistemas puerta a puerta, por los residuos generados en bares, hoteles y restaurantes, y el aumento de contenedores de vidrio disponibles.

Las otras fracciones suben desde un 4 por ciento del papel y cartón (con una cantidad absoluta más elevada que las otras fracciones), hasta el 9,6 por ciento de los envases o el 6,6 por ciento de la ropa (que se recoge mediante un convenio con Cáritas Mallorca y la Fundació Deixalles).

Por otro lado, el nuevo sistema de recogida de aceite ha recogido más de 20 toneladas en diez meses.

TRUYOL AGRADECE LA IMPLICACIÓN CIUDADANA

La presidenta de Emaya, Neus Truyol, ha valorado estos datos y ha agradecido a la ciudadanía "su participación e implicación, sin las cuales la recogida selectiva no sería posible".

"Los sistemas de recogida selectiva requieren la implicación de todos los agentes sociales, las familias, las empresas, entidades e instituciones, que deben separar previamente los residuos. Sin este gesto, el resto sería imposible", ha declarado.

Truyol también ha ensalzado la labor de los trabajadores de EMAYA, ya que la recogida selectiva por el "esfuerzo especial" para poner en marcha los nuevos servicios.

Con todo, Truyol ha manifestado que "aún queda mucho trabajo por hacer" para alcanzar el objetivo de recogida selectiva del 50 por ciento en 2020, pero los datos de 2017 son "un buen indicador de que se avanza en el buen camino".

Finalmente, Truyol ha abogado por impulsar "políticas, acciones y concienciación en materia de prevención y reducción de residuos". "La recogida selectiva aumenta más que el incremento del rechazo, pero nuestro objetivo es reducir la producción de rechazo, por eso trabajamos en un plan de prevención y en iniciativas concretas como la reducción de las bolsas de plástico", ha concluido.

A lo largo de 2018 finalizará la renovación de los contenedores, se implantará la recogida selectiva móvil y puerta a puerta comercial en el resto del centro histórico, se introducirá el contenedor de la materia orgánica, y se ampliará y renovará el parque verde de Son Castelló.