Bocadillo de sardinas, de Madrid Fusión
El ganador: "Bocata de sardinas by Lizarran", de Carlos Peguero. LIZARRAN

Madrid Fusión es un evento pantagruélico; sus asistentes no dan abasto. Presentaciones, ponencias, shows cooking, degustaciones y concursos, un montón de concursos; al menos quince.

Uno de ellos es de bocadillos de autor, que ha cumplido su quinta edición. El ganador ha sido Carlos Peguero, de Lizarran. Pero cuando pensamos en gastronomía de postín bocadillos de autor seguro que no nos viene a la cabeza un humilde bocadillo de sardinas... como el de toda la vida. De hecho, Peguero habla de "bocadillo con historia", casi un homenaje a la posguerra en que tantos comían un bocadillo de sardinas en lata como si fuera manjar.

El bocado ganador es casi un homenaje a los bocadillos de la posguerraBueno, en realidad, el "Bocata de sardinas by Lizarran" es muy distinto a aquel de nuestros padres y abuelos; o simplemente, está notablemente mejorado. Lleva sardinas, sí, sardinas de conserva, pero el ganador del concurso le ha sumado salmorejo, caviar de tomate, cebolletas encurtidas y pan de centeno.

El segundo premio ha sido para Margarita Galdo, del restaurante Galipizza & Cia, en Viveiro (Lugo), por su "Pan de Cristal". Este bocadillo lleva en su interior langostinos al ajillo, panceta ibérica, ajos tiernos y huevo roto.

El tercer y último premio ha sido para "Un bocado de Oriente", de José Cortés, del restaurante Diablito, en Calvià (Baleares). Se trata de un kefta de cordero, con especias marroquíes, pasas y piñones, regado con una salsa de yogur y sumac (especia peruana), berenjena ahumada y magrana (granada). Ciertamente oriental, pero al tiempo tan cercano.